Patean en la cabeza a joven venezolana para robarla en Madrid - LeaNoticias.com

Patean en la cabeza a joven venezolana para robarla en Madrid

La dura situación de inseguridad que hay en los alrededores de Casa de Campo en Madrid ha golpeado a Isabella, una joven venezolana, de 23 años, que a principios de mes fue asaltada y pateada en el suelo cuando se dirigía a su domicilio después de bajarse en la estación de Metro de Batán.

isabella-agresion-foto-ABC.es

«Eran las dos menos cuarto de la mañana cuando volvía a mi casa después de haber estado con unos amigos», relata la afectada al diario ABC.

Isabella salió del suburbano en la citada parada y enfiló el camino a su casa, donde reside junto a su hermana y su prima tras abandonar su país natal cuatro años atrás. «Me fui de Venezuela debido al caos y la situación de violencia que allí se vive», añade, sin imaginarse entonces la situación que iba a vivir en una zona marcada por el cambio de uso del albergue juvenil Richard Schirrmann, destinado desde hace un año y medio a la acogida de emergencia de los menores extranjeros no acompañados (menas) llegados a la región.

«Caminé unos 100 metros y de pronto dos chicos me abordaron. Uno por la izquierda y el otro por detrás», prosigue. Éste último sujeto se abalanzó sobre ella y la tiró al suelo. Isabella, que en ese momento llevaba el teléfono móvil en la mano, trató de sujetar el terminal: «Me empezaron a dar patadas en la cabeza hasta que lo solté». Uno de los malhechores intentó sin éxito arrancarle el bolso, lo que le originó un fuerte hematoma en el brazo derecho. Al tiempo que varios vecinos bajaban a socorrerla alertados por sus gritos, los dos individuos huyeron a la carrera hacia el interior de la Casa de Campo. «Se esfumaron», recuerda con indignación.

En la respectiva denuncia, Isabella describe a los autores como «dos varones jóvenes, de acento extranjero». «De frente solo pude ver a uno, tenía la piel morena y un corte de pelo rapado por los lados y largo y rizado por arriba», relata, con la seguridad de poder reconocerlo en caso de volver a encontrarse.

Desde que se hizo el cambio de uso de dicho albergue juvenil, se han denunciado dentro una treintena de delitos, la mayoría relacionados con agresiones, amenazas y robos con fuerza. Se cree que son los llamados “menas” (menores extranjeros no acompañados) los responsables de estos hechos.

Con información de ABC.es

Contenido Relacionado