Personas no podrán conducir bajo los efectos de la marihuana en Uruguay - LeaNoticias.com

Personas no podrán conducir bajo los efectos de la marihuana en Uruguay

Ante la inminente aprobación de la venta y cultivo de cannabis en Uruguay, que discute estos días el Senado, ya han saltado las primeras alarmas acerca del potencial efecto de la combinación del consumo de marihuana al volante o en el contexto laboral y su incidencia en el número de accidentes.

El proyecto de ley “prohíbe conducir bajo los efectos de la marihuana”, explicó el médico y senador Luis Gallo, miembro del oficialista Frente Amplio y vicepresidente de la Comisión de Salud del Senado, donde se debate el proyecto.

“El límite de marihuana permitida para la conducción es cero. Los conductores serán sancionados si se detecta la sustancia en su organismo, independientemente de la cantidad consumida”, aclaró Gallo.

cannabis

La marihuana y los derivados del cannabis pueden causar “trastornos” en la percepción y el tiempo de reacción, así como “reducción de la percepción de la velocidad y las habilidades motoras”.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Además incapacita para apreciar objetivamente las distancias, según señala un estudio publicado en 2007 por la Facultad de Psicología de la universidad española de Granada.

La alteración de estas capacidades importantes para la conducción y el manejo de maquinaria, forma parte de los efectos de la marihuana en el organismo, que dependen de factores como “la edad del consumidor o la concentración de la droga”, indicó el presidente de la Comisión de Salud del Senado uruguayo, el también médico, Alfredo Solari, del opositor Partido Colorado.

“Se entiende por concentración de la droga el porcentaje de nanogramos de THC (tetrahidrocannabinol, el principio activo de la marihuana) por mililitro. A mayor concentración de THC, mayores efectos se producen”, explicó Solari.

En este sentido, Gallo detalló que la marihuana de curso legal que el Estado uruguayo pretende vender en las farmacias, así como las semillas para el autocultivo, tendrían una concentración máxima de THC limitada al 5 %.

En cuanto a la edad del usuario de la droga, Solari señaló que “la edad media de inicio del consumo de marihuana en Uruguay se sitúa en torno a los quince años” y advirtió que “los daños que provoca son más graves cuanto más joven es el consumidor”.

Indicó que “la marihuana provoca trastornos de aprendizaje”, lo que conduce a “la repetición de años de escolaridad y el abandono prematuro de los estudios”.

Por su parte, Gallo agregó que “la ley sobre la marihuana va unida a una política de educación y prevención”, con el fin de “reducir el consumo”.

“En el proyecto curricular de los centros educativos se va a incluir una materia relacionada con las consecuencias del uso problemático de las drogas, para evitar el inicio del consumo”, detalló el senador oficialista.

Según Gallo, esta labor educativa incluiría también la formación en la prevención de riesgos laborales, en un país en el que se producen al año más de 50.000 siniestros laborales, según datos del Banco de Seguros del Estado (BSE) uruguayo.

“Se van a emitir unas pautas para que el Ministerio de Trabajo y el BSE acuerden medidas de protección del trabajador en relación con el uso de la marihuana”, que podrían pasar por controles de consumo a los empleados, indicó.

En Uruguay, el consumo de marihuana no está penado por ley, pero sí su venta y cultivo.

El proyecto impulsado por el presidente, José Mujica, legaliza la compraventa y el cultivo de marihuana, y establece la creación de un ente estatal regulador que se encargará de emitir licencias y controlar la producción y la distribución de la droga.

Los consumidores, previamente registrados, podrán comprar marihuana en farmacias especialmente habilitadas, hasta un máximo de 40 gramos por mes, o cultivar en casa hasta seis plantas que produzcan no más de 480 gramos por cosecha.

Gallo prevé que el proyecto de regulación de la compraventa y cultivo de la marihuana se apruebe en el Senado “en las primeras semanas de diciembre, y sin ninguna modificación” del texto aprobado previamente en la Cámara de Diputados.

Tras su aprobación legislativa, se abriría un período de 180 días para la reglamentación de la ley, que podría entrar en vigor a mediados de 2014.

[Fuente: EFE]

Contenido Relacionado