¡Prácticas sexuales un poco fuera de lo normal! ¿Te atreverías? - LeaNoticias.com

¡Prácticas sexuales un poco fuera de lo normal! ¿Te atreverías?

Cada persona es única, así lo son también sus preferencias y deseos en la intimidad de la alcoba; espacio, donde las parejas pueden renovar, descubrir y experimentar el placer a través de diversas prácticas sexuales, muchas de las cuales no soy ordinarias.

I08

Para los especialistas en VIH/Sida, Edgar Jiménez y Mónica Galeano, las prácticas sexuales son todas aquellas manifestaciones de contacto físico que por amor, afecto, gusto o placer un ser humano puede realizar con su cuerpo en contacto con sí mismo o con el cuerpo de otra persona.

¡Te a través a descubrir!

Las prácticas sexuales son para todos, sólo se debe tomar una cosa en cuenta antes de llevarlas acabo de acuerdo con la experta en sexualidad Elsy Reyes: Nunca debes causar daño físico ni emocional ni a ti ni a otra persona o a terceros, y siempre debes tener el consentimiento explícito de tu pareja.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Si quieres dar a tu intimidad de pareja un cambio dinámico y excitante, te presentamos 3 prácticas sexuales poco ordinarias que te ayudaran a despertar parte de tu cuerpo que no conocías y a descubrir áreas sensaciones e insólitas que te generarán placer:

1. Humming. Tu boca y la de tu pareja pueden crear vibraciones sobre los genitales y extenderla más allá, incluso hasta la pelvis. El Hum, consiste en emitir continuos sonidos de baja vibración o zumbidos de manera prolongada cuando se da sexo oral, algo así como el mantra Om que recitan los yoghis y tibetanos, pero sobre la vulva o con el pene dentro de la boca.

Esta práctica es el principio de los juguetes sexuales vibratorios. Las ondas o palpitaciones sonoras exacerban el orgasmo y hacen el proceso mucho más placentero y hasta divertido.

2. Russian Arts. Conocido por los antiguos romanos como coitus inter mammas, es decir estimulación del pene entre dos pechos femeninos. En esta práctica el pene requiere de lubricación, en ese caso y dado que no habrá penetración, y por ende no usarás condón que pudiera degradarse, lo óptimo es utilizar aceite (especialmente de masajes).

Coloca una cantidad sobre los pechos, mientras les brindas un masaje y ella estimula tu miembro. Con calma colócalo entre los senos y empieza a frotarlo, siempre con suavidad y calma.

3. Fisting. Requiere de cuidado y estrategia, no es algo que deba surgir sin previa estimulación. Consiste en penetrar la vagina de tu pareja con el puño.

El objetivo del fisting tiene como fin hacer sentir a la mujer que está completamente “llena” y crear presión en las paredes vaginales lo que profundizará el orgasmo sobre todo si hay estimulación del clítoris. Debes ir paso a paso y es imprescindible que tu compañera se encuentre perfectamente excitada y dispuesta.

Recuerda, nada en la sexualidad está mal, siempre que existe respecto y confianza entre ambos. ¡Cuídate!

 

[Fuente: Sexualidad180.com]

Contenido Relacionado