Mirar a otra persona sin su consentimiento queda prohibido en esta discoteca - Lea Noticias

Mirar a otra persona sin su consentimiento queda prohibido en esta discoteca

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España, ofertas de empleo y más ¡Es gratis!

Una popular discoteca de Sídney (Australia), el Club 77, ha cambiado introducido recientemente cambios en su política respecto al acoso y la seguridad: en adelante, toda aquella persona que sea cazada mirando a alguien sin su consentimiento previo será expulsada del local sin titubeos. Así lo reseña en su web la Cadena Ser.

Así lo ha dado a conocer el equipo de la propia discoteca en un comunicado publicado en su cuenta de Instagram: «Desafortunadamente, el club ha contado con algunas personas que no comparten nuestros valores y ética en lo que respecta a la cultura, el consentimiento y el acoso».

En ese mismo escrito, el club ha asegurado que el objetivo de esta nueva medida es «la creación de un espacio seguro», asegurando que esto «va más allá de la implementación de prácticas para hacer frente a los incidentes después de que hayan ocurrido».

Por ello, dicen sentirse obligados a «educar a los nuevos asistentes y ayudarlos a comprender lo que se considera un comportamiento inaceptable dentro del lugar y en la pista de baile».

«La persona denunciada será retirada del local y se llamará a la policía»

El Club 77 ha contratado, a fin de tenerlo todo bajo control, a un equipo de seguridad, al que ataviarán con chalecos de color rosa para diferenciarlos de los restantes empleados de vigilancia. Estas personas se ocuparán durante toda la noche de gestionar cualquier queja o preocupación de los asistentes.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España, ofertas de empleo y más

«Si recibimos informes de cualquier comportamiento que haya hecho que alguien se sienta incómodo, la persona denunciada será retirada del local y se llamará a la policía», asegura el mencionado comunicado.

«Que descanse en paz la interacción social»

La decisión ha sido aclamada por quienes visitan el local con asiduidad: «Respaldando esto al cien por cien» o «Gracias por mantener la seguridad del cliente como prioridad» son algunos de los comentarios de apoyo que ha recibido la publicación del comunicado en Instagram.

No obstante, también hay un amplio número de personas que ha mostrado, también en comentarios, su desacuerdo con la nueva restricción: «La estupidez de estas normas garantizará que los únicos clientes que asistan a este club sean la generación millenial», «Que descanse en paz la interacción social» o «Tenéis que estar bromeando. Entonces, si miras a alguien por accidente, podrían echarle», son algunas de las criticas que estas personas han hecho al respecto.

 

Fuente: cadenaser.com

Deje un comentario