“¡Qué berrinches!” por Thairy Baute - LeaNoticias.com

“¡Qué berrinches!” por Thairy Baute

“Mami, que yo quiero ese carrito”, pidió el niño casi gritando. “Te dije que sólo vinimos a comprar leche y nada más”, respondió la madre. “Pero es que quiero el carrito azul”, insistió casi llorando. “Que no, dije, pues”. Ilusoriamente, la conversación quedó cerrada, pero a los pocos segundos se oyó un alarido tan agudo que todos los que estábamos en el supermercado fijamos nuestra mirada en el niño.

El común de los mortales lo asocia a “malcriadez”, otros a falta de autoridad por parte de los progenitores, pero lo cierto es que cuando el niño alcanza un año de edad y hasta los 4 años, la situación arriba descrita es muy frecuente. Y creo que ningún padre está exento a estas explosiones emocionales de sus hijos. ¿Por qué ocurren?

Según los especialistas, los berrinches son “una forma inmadura de expresar ira o enojo. Aunque usted tenga un carácter muy dulce y sereno, su hijo probablemente tendrá algunas rabietas”. La rabieta es una conducta de rechazo a una situación que incomoda al pequeño, quien expresa su malestar, muchas veces, en forma exagerada.

Algunos padres han sustituido el tiempo que deben dedicar a sus hijos por complacencia. Cuando no se puede proporcionar todo lo que quiere el niño, entonces comienza a manifestarse este comportamiento, porque no le dan todo lo que ellos quisieran. Es importante aprender a inculcarle a los niños que no es lo que quieren, sino que lo necesitan.

Los progenitores debemos reflexionar sobre qué estamos haciendo, qué valores -el ahorro, la utilidad de las cosas, la disciplina y el uso adecuado de los objetos materiales- estamos fortaleciendo en los niños para seguir creciendo en este maravilloso proceso que es criar a los hijos.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Por Thairy Baute

Contenido Relacionado

Related Topics