Remedios caseros que evitan el uso de protectores gástricos

Cuando acuden a la consulta médica, muchos pacientes que padecen acidez le piden al doctor es que les recete protectores gástricos como el Omeprazol, Lansoprazol, Pantoprazol, Rabeprazol, Esomeprazol o Ranitidina.

Cómo evitar el consumo excesivo de protectores gástricos

Riesgos del consumo excesivo de protectores gástricos

El especialista Carlos Martín explicó a 20minutos.es que “es el médico el que debe prescribir o dejar de prescribir el medicamento, valorando los riesgos y los beneficios para cada paciente”.

Estudios recientes han demostrado que cuando los protectores gástricos son consumidos de manera prolongada (durante dos años o más en forma consecutiva), pueden traer consecuencias negativas como: disminución en la absorción de calcio, magnesio y vitamina B12, incremento en las infecciones intestinales, recurrencia en las patologías respiratorias, osteoporosis y neumonía, entre muchas otras;

También, la supresión en la producción de vitamina B12 acarrea anomalías como: la anemia, depresión, demencia o daño neurológico. Esto se materializa cuando las personas comienzan a sentir mucho cansancio y debilidad general sin razón aparente. Además, la disminución en la absorción de calcio se ve reflejada cuando se presentan fracturas a repetición.

Leer: Muchos problemas psíquicos y enfermedades mentales vienen del estómago

Ahora bien, para combatir las molestias estomacales causadas por la acidez sin usar protectores gástricos, se pueden tomar las siguientes precauciones:

  • Hacer cinco comidas al día.
  • Prescindir del chocolate, cítricos y café.
  • Abandonar el hábito de fumar.
  • Tener un peso acorde a la estatura de la persona.
  • Descansar sobre el lado izquierdo del cuerpo.
  • Acostarse luego de trascurridas dos horas después de cenar.
  • Consumir pocas cantidades de grasa, alcohol y bebidas gaseosas.
  • No comer hasta que quede súper lleno el estómago en cada comida.

Riesgos del consumo excesivo de protectores gástricos

En otro orden de ideas, para evitar el consumo de protectores gástricos de tipo farmacológicos podemos usar cualquiera de estos cinco remedios caseros, a saber:

1) Bicarbonato de sodio: Se emplea una cucharada disuelta en un vaso de agua para aliviar la gastritis y el dolor estomacal. No se debe usar en pacientes hipertensos.

Leer: ¿Dolor de estómago? Con estos remedios populares puedes aliviarlo rápidamente

2) Vinagre orgánico de manzana: Se disuelve una cucharada de vinagre orgánico de manzana en un vaso pequeño de agua y tomar antes de cada comida. Se utiliza para combatir el reflujo esofágico y la pesadez de estómago, cuando se va a consumir un alimento difícil de digerir.

3) Zumo de aloe vera: Se mezcla una cucharada de zumo de aloe vera en medio vaso de agua al iniciar los síntomas del reflujo o cuando existe diarrea o inflamaciones causadas por alguna infección en el estómago.

Evite el consumo excesivo de protectores gástricos

4) El regaliz: Se prepara una infusión con esta raíz para eliminar la acidez estomacal.

5) La manzanilla: Se vierte una cucharada de flores de manzanilla en una taza de agua hirviendo, se deja reposar y se consume tibio antes de cada comida. Esto con la finalidad de hacer una película que proteja las paredes estomacales.

Redacción LeaNoticias.com

Contenido Relacionado