No rompas la dieta y prepara unos pasapalos bajos en calorías - LeaNoticias.com

No rompas la dieta y prepara unos pasapalos bajos en calorías

Por mucha fuerza de voluntad que se tenga cuando se está a dieta, en algún momento del día te dan unas enormes ganas de picar algo. Esto quiere decir que el cuerpo está pidiendo algún nutriente que le está faltando. De cada persona depende comer lo que más le conviene y lo que menos engorde.

ensalada

Por otro lado, aún cuando no se esté haciendo alguna dieta, hay causas que despiertan el hambre en determinados momentos del día. Por estrés; pasar horas en casa sin mucha actividad, por haber cometido el imperdonable error de saltarse una comida, por efecto de las benditas hormonas. Lo cierto, es que cualquier pretexto es bueno, para cometer un pecadillo.

¿Cómo no caer en la tentación? La respuesta está en aprender qué alimentos y bebidas sí se pueden tomar para no arruinar el esfuerzo de estar a dieta.

Bebidas que se pueden consumir

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Cuando se despierta el apetito entre comidas, lo más recomendable es beber un vaso de agua porque ayuda a desaparecer la ansiedad y calma las ganas de comer. Cada vez que se toman líquidos, se produce una distensión abdominal, con esto se adquiere más volumen pero de manera momentánea.

Otra buena idea es beber una tacita de té verde ya que, además de ser antioxidante, contiene L-teanina, una sustancia que ayuda a sentir saciedad por más tiempo. Es ideal en el desayuno porque también produce un efecto termogénico, es decir, contribuye a acelerar la tasa metabólica basal (gasto calórico); si esto se logra a primera hora del día, en la que el cuerpo está más activo, se podrán quemar calorías de forma más rápida.

Dile sí a lo salado

Ahora bien, si no fuera suficiente, también se puede tomar un vaso de jugo de tomate o un trozo de queso panela. A veces, lo que el cuerpo pide es algo salado, pero ojo: las galletas saladas, los cacahuates o las papas fritas, no entran en estas recomendaciones.

Hay personas que sacian el apetito con un puñado de frutos secos (orejones o pasas), pero no con toda la bolsa. Un yogur desnatado o bajo en calorías también puede ayudar a resistir la tentación.

Expertas, como la Doctora Cleotilde Vázquez, jefa del Servicio de Nutrición del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, apuntan que someterse a una dieta, como quien abre un paréntesis y después sigue con su vida sin ninguna lección aprendida, no sólo no adelgaza a medio plazo, sino que engorda. Es mejor no engañarse. La única solución es cambiar de hábitos.

[Fuente: enforma.salud180.com]

Contenido Relacionado