Tres trabas al florecer emprendedor de Madrid, según el Financial Times - LeaNoticias.com

Tres trabas al florecer emprendedor de Madrid, según el Financial Times

La capital española es famoso por muchas cosas: la vida nocturna, la comida, el fútbol, las pinturas. Pero como un lugar para la creación de empresas y la industria de alta tecnología, no lo es tanto. Madrid ha sido durante mucho tiempo el referente de la España de los negocios y centro financiero, pero hasta ahora la escena estaba dominada por los sectores tradicionales, como la banca, la energía y la construcción. Así lo reseña Yahoo.com, con un post de Jorge Chamizo:

Tres trabas al florecer emprendedor de Madrid, según el Financial Times

Más recientemente, sin embargo, se han producido señales alentadoras de cambio, según cuenta en un interesante artículo Financial Times. El año pasado, Google abrió uno de sus campus de innovación en Madrid – uno de los tres que tiene en Europa. Amazon ha creado un centro de tecnología en la ciudad, y tiene la intención de contratar a 100 ingenieros de software para final del año, mientras que BBVA tiene una incubadora de Fintech en la capital. También hay un número creciente de empresas de nueva creación con sede en Madrid – como la aplicación para conseguir taxi Cabify – que están captando el dinero y el interés de todo el continente y de América.

La crisis económica de España ha sido terrible para el país. Para los empresarios en ciernes de alta tecnología, sin embargo, la recesión y el pinchazo inmobiliario no ha sido del todo malo según el diario financiero británico: la vivienda y las oficinas son baratas, son rlativamente abundante y el costo de la vida es una fracción del de Londres o San Francisco. Más importante aún, hay una abundancia de ingenieros bien preparados y especialistas en IT dispuestos a trabajar por salarios que parecerían irrisorios en otro lugar. Javier Cámara, co-fundador de la red social Bebee, declara a FT que un buen ingeniero de TI puede ser contratados en Madrid por un salario anual de unos 30.000 euros – en Londres el salario anual promedio para un ingeniero de software es de 64.917 euros, según Reed, agencia de Empleo británica. La capital española es también sede de tres escuelas de negocios de primer nivel, IE, IESE y Esade, así que no hay escasez de talento directivo.

Tres obstáculos

El elemento negativo según Financial Times, es que los emprendedores en tecnología tienden a quejarse de tres problemas recurrentes: la burocracia, los impuestos y la falta de financiación. El gobierno conservador de España ha dado algunos pasos modestos hacia una relajación de esos corsés para los nuevos negocios, pero el papeleo sigue siendo engorroso. Los impuestos son relativamente altos, especialmente para las empresas en fase inicial que todavía están en pérdidas. Y el sector de capital de riesgo de España está insuficientemente desarrollado, por lo que a menudo las empresas se ven obligadas a buscar financiación en el Reino Unido, Alemania o incluso en los EE.UU..

La situación del capital de riesgo de España es quizás el Talón de Aquiles más evidente.De acuerdo con el último informe anual del ASCRI, la asociación española del sector, 2015 fue un año récord en lo relativo a la financiación para la creación de empresas españolas.  200 inversores participaron en 1.527 operaciones, con una inversión de 659 millones en total. Supuso un aumento del 83% en comparación con el año anterior – pero aun así es sólo una fracción de los fondos que se están recaudando e invirtiendo en otros países europeos.

Los protagonistas se lo dicen claro al periódico salmón: “Hay mucho más espíritu empresarial en España desde la crisis. Hay menos trabajo para la gente así que los que quieren tirar para adelante optan por comenzar su propio proyecto ”, dice Cámara. Adam Sedó de Amazon España afirma: “el talento Tech en España es abundante y de alta calidad, pero lo más importante [es que está] disponible.”

El germen de la industria tecnológica española está puesto. Sólo falta que el gobierno de turno, sea cual sea, se preocupe, de verdad, de cuidarlo, mimarlo y desarrollarlo.

Contenido Relacionado