Un ataque suicida con un carro bomba dejó al menos 16 muertos en Afganistán

Al menos 16 personas, entre ellas cinco civiles, murieron hoy y otras 10 resultaron heridas en un ataque suicida contra miembros de las fuerzas de seguridad en la provincia afgana de Helmand, en el suroeste del país, informaron fuentes oficiales. El atentado se produjo cerca del mediodía local cuando un atacante suicida hizo estallar el vehículo en el que circulaba, cargado de bombas, en el área de Anar Bagh, en el distrito de Sangin, dijo el portavoz del gobernador provincial, Omar Zwak, citado por la agencia de noticias EFE.

afganistan

Además del atacante, cinco civiles y diez miembros de las fuerzas de seguridad afganas perecieron en el atentado, en el que también resultaron heridas diez personas, en su mayoría civiles. Entre los heridos, que fueron trasladados a un hospital de la zona, había también cuatro miembros de las fuerzas de seguridad afganas, mientras el cuerpo del atacante como su vehículo quedaron completamente destruidos debido a la magnitud de la explosión.

Los atentados suicidas son, junto a los artefactos explosivos improvisados (IED, según sus siglas en inglés), los métodos más recurrentes de los talibanes para atacar a las fuerzas afganas e internacionales, aunque en la práctica causan un elevado número de víctimas civiles. El ataque ocurrió un día después de que cinco empleados afganos de la organización no gubernamental Save the Children, una ONG que ayuda a chicos refugiados, desplazados o afectados por conflictos armados, fueran secuestrados por un grupo de hombres armados no identificados en el sur del país.

La portavoz de la organización, Zubaida Akbari, confirmó hoy que el secuestro se produjo en el área de Dashti-Anargy, en la sureña provincia de Uruzgán, donde realizaban trabajos de ingeniería. Sin embargo, no facilitó mas información para “no poner en peligro las vidas de nuestros colegas”, expresó Akbari.

Los cinco cooperantes son ciudadanos afganos y residentes de la zona donde fueron secuestrados, indicó por su parte el comandante de la policía del área de Gul Agha, quien añadió que están negociando su liberación con los captores. Afganistán ha visto aumentar la violencia contra objetivos no militares en 2014, con 3.700 muertos y cerca de 7.000 civiles heridos, de acuerdo con datos de Naciones Unidas, que rebasan con creces las cifras de ejercicios precedentes.

La OTAN puso punto final en 2014 a su misión de combate en Afganistán, la ISAF, que fue sustituida desde enero por la operación Apoyo Decidido, con alrededor de 4.000 soldados en tareas de asistencia y capacitación de los cuerpos de seguridad afganos. Estados Unidos mantiene la misión “antiterrorista” o de combate en Afganistán con cerca de 11.000 soldados, que tienen previsto permanecer en el país hasta 2016, aunque Washington se está replanteando los términos y la duración de esa operación.

Fuente [Losandes.com.ar]

Contenido Relacionado

Related Topics