Un hombre salió a comprar una chicha y se ahogó - LeaNoticias.com

Un hombre salió a comprar una chicha y se ahogó

Sentada en el porche de su casa, esperó Romelia Amundaray hasta las 12 de la madrugada de ayer a su hijo Williams del Va­lle Amundaray, de 50 años de edad. No llegó, estaba muerto.

60813_338x198_0383548001376013050

A las 6 de la mañana se enteró por unos vecinos que supuestamente había tenido un accidente. Ellos ya sabían la verdad, pero no quisieron de­cirle, temían que no resistiera la noticia. La llevaron enga­ñada hasta el hospital Luis Ra­zetti, donde se enteró de que Williams se había ahogado.

Ella recuerda que su hijo salió a las 11 de la mañana del miércoles de su casa, ubicada en la calle principal del sector Chorrerón de Guanta. Le dijo que iba a comprar una chicha.

“Mi hijo estaba enfermo, le daban ataques de epilepsia, por eso tenía tiempo que no salía solo, pero como me dijo que iba y venía lo dejé. Me empecé a preocupar porque no llegaba, lo esperé despier­ta hasta la madrugada, pero no aguanté el cansancio y me acosté”.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

El vecino José Luis Díaz fue el primero en enterarse de la tragedia. Contó que fue a llevar a sus hermanos para el muelle de La Baritina y le dije­ron que a Williams lo habían encontrado flotando a eso de la 1 am.

“Fueron unos vigilantes de la compañía marítima que está en el lugar quienes lo hallaron. Lo reconocieron y notificaron a las autoridades”, relató José Luis.

Al lugar del hecho se tras­ladaron comisiones de Protec­ción Civil Guanta y Poliguanta para levantar el cuerpo que ya estaba fuera del agua. Los serenos hicieron el rescate del cadáver.

A la 1:50 lo trasladaron a la morgue del nosocomio capi­talino. La causa de muerte fue asfixia por inmersión. Al parecer, sufrió un ataque de epilepsia, se cayó, se golpeó la cabeza y se ahogó. Tenía una herida en el ojo derecho que se hizo al impactar contra el muelle.

Williams del Valle Amun­daray, de 50 años de edad, quien se ahogó en el muelle de La Baritina de Guanta, era morocho con una señora llamada Ze­naida, quien vive en San Felipe (Yaracuy).
Estaba desempleado por su condición de epiléptico. El joven vivía con su mamá Romelia, quien para mante­nerse, alquila­ba una habitación de su casa, ubicada en la calle principal del sector Chorrerón. Los Amundaray no tienen otros parientes en el estado Anzoátegui.
Lisandro Alfon­so, jefe de la región estraté­gica Oriente del Cicpc, dijo que Williams Amun­daray estaba ingi­riendo alcohol desde tempranas horas de la mañana del miérco­les. Afirmó que le dio un ataque de epilep­sia y se ahogó.

 

El Tiempo.-

Contenido Relacionado

Related Topics