Washington afirma que Venezuela no coopera en lucha antiterrorista

casa-blanca

En la publicación anual del "Informe sobre terrorismo por países", el gobierno de Estados Unidos reiteró que el Estado venezolano sigue sin cooperar "completamente" en materia antiterrorista y manifestó su "continuada preocupación" por las actividades de recaudación de fondos de Hizbollah y los contactos con Irán.

El estudio, elaborado por el Departamento de Estado norteamericano y que evalúa las acciones en materia de terrorismo y lucha antiterrorista de países de todo el mundo, recuerda que durante 2010 el presidente venezolano, Hugo Chávez, rechazó las acusaciones ya lanzadas hace un año por Washington de que su gobierno apoya el terrorismo y "en vez de eso, acusó a Estados Unidos de patrocinar el terrorismo".

A la par, Chávez "ha continuado reforzando la relación de Venezuela con Irán, país ‘patrocinador del terrorismo’" según Estados Unidos, destaca el reporte, que recuerda que el mandatario venezolano condenó las sanciones internacionales contra el país persa por su programa nuclear y firmó acuerdos de cooperación en áreas como petróleo, gas, comercio y construcción.

A Estados Unidos le preocupan asimismo las "actividades de recaudación de fondos de Hizbollah en Venezuela", además de las persistentes sospechas hacia el país sudamericano en torno a su presunto apoyo a las guerrillas colombianas.

En este sentido, el informe se hace eco de la crisis que vivió Caracas con Bogotá a causa de acusaciones sobre la presunta presencia campamentos de entrenamiento de las FARC en su territorio y destaca la falta de acción de Caracas contra funcionarios vinculados a la guerrilla.

"El gobierno venezolano no realizó acción alguna contra funcionarios del gobierno y militares vinculados a las FARC o al ELN", subraya el informe.
Éste destaca que pese a que Estados Unidos lo sancionó en 2008 por ayudar materialmente a las actividades de narcotráfico de las FARC, el gobierno venezolano mantuvo a Hugo Armando Carvajal Barrios como director del Directorio de Inteligencia Militar.

Asimismo, el pasado noviembre Chávez "promovió a otro funcionario también señalado por Estados Unidos (incluido en su lista de personas vinculadas a actividades terroristas o de narcotráfico), Henry Rangel Silva, jefe del Comando Estratégico de Operaciones de las Fuerzas Armadas, a General en Jefe", entre otros.

El informe del Departamento de Estado se hace también eco de las tensiones vividas el año pasado con España por la presunta presencia de miembros de la banda armada vasca ETA en tierras venezolanas.

Fuente [ElMundo.com.ve]

Contenido Relacionado