Y a ti ¿El amor te ha hecho engordar?

¿El amor te tiene rellenita/o? Algunas personas justifican unos kilos de más por estar ‘llenitos de amor’ y aunque suene muy divertido, esto parece ser real. Según un estudio elaborado por Andrea L. Meltzer de la Southern Methodist University, un 60% de las personas engordan cuando están en una relación en la cual se sienten verdaderamente felices.

gorditos pero felicies

Después de observar a 160 parejas por 4 años, analizado las posibles razones por las que algunas no aumentan de peso y otras sí, llegó a la conclusión de que las parejas felices saben que le gustan al otro no solo por razones estéticas y eso los hace sentirse confiados a la hora de desbandarse con la comida.

Por tanto, las parejas felizmente juntas y satisfechas suelen ganar unos cuantos kilos de peso en comparación de aquellas relaciones en donde no existe la armonía. Asimismo, se determinó que los divorciados pierden peso, kilos que conservaron mientras su matrimonio fue feliz, pues saben que deben cuidar su aspecto físico para volver a la “caza”.

Esta investigación no es la primera en su tipo, un estudio australiano concluyó que las mujeres casadas engordan más que las solteras, ya sea porque dejan de cuidarse o porque se sienten seguras con su apariencia al tener una relación estable. Incluso, que uno de los miembros de la pareja u ambos engorden se debería a que sus hábitos en pareja cambian con la convivencia y al adaptarse al ritmo y cantidad de alimentarse del otro.

[Fuente: revistadominical.com]

Contenido Relacionado