Yuca amarga: "¿Socialismo?" Por @Emilio_Guzman - LeaNoticias.com

Yuca amarga: “¿Socialismo?” Por @Emilio_Guzman

Emilio_Guzman @Emilio_GuzmanEn esta época de forcejeo ideológico-partidista que vive Venezuela es importante hacer un paréntesis y revisar que dice la historia sobre los orígenes del socialismo, esa frase que tanto trillan los dirigentes del gobierno y justamente nos conseguimos que sus primeras semillas germinaron en Francia, en épocas cuando los ciudadanos cansados de represiones, humillaciones y de ser adulantes a una monarquía imperante por mucho años, decidieron alzarse y constituir una forma de gobierno donde todos participaran por igual. Antes de avanzar debemos definir qué es socialismo. A pesar de que su nombre provenga de “social”, algo muy inteligente por parte de quienes diseñaron esta etiqueta en los siglos XVII al XX, lo que realmente implica es planificación central (socialización), y claro, existen varios socialismos, desde el socialismo utópico, pasando por el socialismo marxista hasta llegar a su primo hermano, el nacionalsocialismo -nazi- alemán. Pero, ¿qué tienen en común estas tendencias, cuyos integrantes pasaron tanto tiempo tratando de diferenciarse entre sí? Algo fundamental: la desconfianza o desprecio por la autonomía del individuo y la insistencia en politizar y planificar centralmente las actividades de una sociedad.

En los últimos 15 años el modelo adoptado en el cerebro de los que hoy gobiernan la Patria de Bolívar, es el ejemplo cubano, un país que tiene más de 60 años bajo el yugo de tres dictaduras (Baptista, Fidel y Raúl), donde obligan al ciudadano del pueblo a que sea mendigo del gobierno y bajo la sombra de un ataque del imperio o de los inventos magnicidas, la familia real es la única que almacena riquezas y privilegios, mientras el pueblo muere de hambre y deambula entre drogas, contrabando y prostitución, entonces, esta es la transición al socialismo? Esas pasantías de cola en cola que padecemos en el país? , vivir bajo estado anímico de terror por el crecimiento de la delincuencia; la escases; la crisis hospitalaria, esa es la transición?

Está demostrado que aquí se ha derrochado dineros a granel, regalaron los que les dio la gana a gobernantes que se caracterizan por mantener oprimidos a sus conciudadanos y mantienen políticas neoliberales, critican el imperio americano, pero no dejan de venderle petróleo, claro los gringos son los únicos que pagan al día y con billete verde, no como los chulos del ALBA, que con supuestos intercambios se llevan la tajada y no regresan nada o muy poco.

Iztvan Meszaros, admirado por el difunto Chávez, indica contundentemente que el problema es el control socio-reproductivo del capital. Ello significa que las formas, mecanismos y estrategias a través del cual monetarizamos todo a nuestro alrededor (salud, educación, valores, símbolos, tradiciones, sociabilidades) siguen maneras de reproducción que no hacen más que acrecentar la dominación, la subordinación y la subyugación. Entonces, partiendo de esto revisemos como contradictoriamente en Venezuela la renta petrolera y su estructura reproductiva son un negocio altamente especulativo —en concordancia con la economía-mundo—se basa en las formas de explotación sobre el trabajo primario, haciendo posible la apropiación de los excedentes que resultan de la diferencia entre la capacidad de producción del obrero y lo que percibe de salario.

Claro que es culpa de Chávez, de su fracasado y enmascarado modelo la crisis de producción, la experiencia que vivimos los venezolanos, de carencia de insumos, medicinas, repuestos, dinero circulante está todo relacionado a la preponderancia del carácter rentístico y capitalista de la estructura productiva, y a la incapacidad para desmontarlo con medidas abiertamente anti-capitalistas. Chávez creyó —equivocadamente— que debía contar con una burguesía propia (bolivariana) y en coherencia con ello, la impulsó, pero le resultó delincuente y como él mismo decía: “apátrida”.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Por Emilio Guzmán Rojas

Contenido Relacionado