15 tips para que lleves tu comida al trabajo de forma segura y saludable

Conoce si debe ser de cristal o plástico, a la temperatura que se debe mantener, cómo transportarlo…

La cultura  ha tomado un nuevo giro con la crisis. Miles de personas llevan la comida al trabajo en recipientes. Bien para ahorrar o porque ya no queda más remedio. Hay otra razón: comer comida casera, elaborada con productos naturales, es más sano que otras alternativas.

tupper--644x362

Conviene conocer algunos consejos para sacar el mayor rendimiento a los alimentos en el tupper. No es que existan productos incompatibles con el tupper, sino preparaciones o recetas que resultan menos apropiadas. Al tupper le rodea toda una cultura: desde cómo guardar los alimentos en el recipiente, qué temperatura mantener, cómo se debe limpiar, cómo transportarlo… Para lograr comer sano llevando el tupper al trabajo, Gemma Salvador, dietista-nutricionista de la Agencia de Salud Pública de Cataluña, ofrece algunos consejos con el fin de que también se le saque mayor partido a esta alternativa:

1. Las comidas en tupper suelen realizarse en un único recipiente,por lo que resulta más fácil preparar platos únicos que incluyan varios grupos de alimentos (hortalizas, proteínas —carne, pescado, huevos, legumbre—, aceite de oliva…). Conviene acompañar ese plato principal con ensaladas, fruta fresca, pan (preferentemente integral) y agua.

2. Cocer suficientemente los alimentos, sobre todo carnes y pollo. Asegurarse de que el jugo de la carne es de color claro, que indica que la cocción se ha completado, y no rosado.

3. No utilizar salsas o aliños que contengan huevo crudo.

4. Evitar las elaboraciones de postres a base de nata, cremas… por el riesgo de contaminación microbiana.

5. Hay preparaciones que se quedan más secas una vez cocinas y no toleran bien el recalentamiento. Por ejemplo, carnes o pescados a la plancha. En el caso en concreto del pescado, al recalentarlo puede desprender un aroma que resulte poco apetitoso. Una opción puede ser reservar para la cena y el fin de semana las raciones de pescado que se deben tomar cada semana.

6. Los tuppers pueden ser de cristal o de plástico aptos para microondas.

7. Limpiar y secar bien los tuppers. Con frecuencia, especialmente las tapas, pueden quedar húmedas en las zonas de cierre y eso facilita la aparición de moho.

8. El plato se puede preparar la noche antes o la misma mañana del día que va a ser consumido. Los platos deben prepararse con la suficiente antelación para poder enfriarlos antes de refrigerarlos en el frigorífico.

9. Nunca deben mantenerse los platos más de dos horas a temperatura ambiente. Hay que tener en cuenta la época del año: en verano, la temperatura ambiental es más alta y hay mayor riesgo de facilitar la proliferación de microorganismos.

10. La comida debe conservarse siempre en el frigorífico. Durante todo el año, pero especialmente en verano, hay que sacar el tupper del frigorífico en el último momento.

11. Si no hay frigorífico en el trabajo, se puede utilizar bolsas isotérmicas con placas de congelación o placas de acumulación de frío.

12. Si se introduce la comida caliente en el tupper, es conveniente no cerrarlo herméticamente para que la temperatura baje y se enfríe lo antes posible. El transporte en caliente es más arriesgado que el transporte en baja temperatura.

13. Las porciones pequeñas se enfrían antes.

14. A la hora de recalentar la comida del tupper en el microondas, retire la tapa pero déjela sobre el recipiente para que la comida salpique lo menos posible el interior del aparato.

15. Una vez consumidos los alimentos, cuando regrese a casa, tirar los restos que le hayan sobrado.

Fuente [Abc.es]

Contenido Relacionado