Ampliación del Canal de Panamá entra en fase final con la llegada de compuertas

Los trabajos de ampliación del Canal de Panamá, que llevan un año de retraso, entran en su última fase este miércoles con la llegada de las últimas compuertas, lo que avivó la expectativa de que la nueva vía estará operativa en 2016.

“Hoy es un día histórico donde no sólo llegan las compuertas sino que nos acercamos más a esa nueva era de nuestro Canal ampliado que traerá mejores días para todos los panameños”, aseguró el presidente panameño, Juan Carlos Varela, tras recibir las gigantescas estructuras.

canal-de-panama-600x422

La llegada de las compuertas “es un hito muy importante porque es el último de los componentes más críticos del proyecto” y permitirá comenzar las pruebas en agosto para “poder empezar las operaciones temprano en el 2016″, dijo a la AFP el administrador de la vía, Jorge Quijano.

La ruta panameña, por la que pasa el 5% del comercio marítimo mundial, está desde 2007 en fase de ampliación para que buques de hasta 14.000 contenedores, el triple del límite actual, puedan atravesar sus 80 kilómetros.

Las obras por 5.250 millones de dólares consisten en la construcción de un tercer juego de esclusas o carril para que los buques pospanamax, equivalentes a cuatro campos de fútbol, puedan navegar por la vía.

Las nuevas esclusas funcionarán con 16 compuertas, ocho en el Caribe y 8 en el Pacífico, de 58 metros de largo y entre 22 y 33 metros de altura.

Optimismo pese a dificultades

“No hay una garantía de que no haya tropiezos en las obras. Sin embargo, las partes más complejas ya están salvadas y todo pareciera indicar que los trabajos pudieran completarse sin mayor trauma”, dijo a la AFP el economista Felipe Chapman, de la consultora INDESA.

Pese a que falta menos de la quinta parte de las obras, el plan original establecía que la ampliación debía estar lista este año.

Sin embargo, acumula retrasos por controversias entre la Autoridad del Canal de Panamá y el consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC), encargado del diseño y construcción de las nuevas esclusas, el principal contrato del proyecto.

GUPC, liderado por la española Sacyr, detuvo los trabajos por 15 días este año en demanda de 1.600 millones de dólares por sobrecostos, negados a su vez por la ACP, lo que unido a varias huelgas por mejoras salariales terminó por retrasar el proyecto.

“No debe haber problema. Todo está encaminado y programado y todo indica que hacia finales del 2015 la ampliación debe estar lista” para empezar a operar al año siguente, dijo a la AFP el expresidente panameño y director de la Fundación Centro Nacional de Competitividad, Nicolás Ardito Barletta.

Los números del canal

Por la ruta actual han pasado en un año hasta 333 millones de toneladas, una cifra que con el Canal ampliado podrá duplicarse.

Además, el Canal habrá aportado al Estado en 2015 más de 10.000 millones de dólares desde que pasara de manos estadounidenses a panameñas en 1999.

Las autoridades esperan triplicar para el año 2025 y de manera progresiva los casi mil millones de dólares que entregan anualmente al Estado panameño.

El nuevo Canal también tendrá un impacto en otros países, como Estados Unidos, que ya acondicionaron sus puertos, y en la industria marítima.

“La expansión está teniendo una influencia hemisférica con la expectativa de un mayor volumen de tránsito en barcos más grandes” lo que reducirá los costos, aseguró Barletta.

Actualmente, 37% del comercio entre Asia y la costa este de Estados Unidos pasa por Panamá.

Desde su inauguración en 1914 más de un millón de buques han pasado por la vía panameña, cuyos principales usuarios son Estados Unidos y China.

Fuente [Finanzasdigital.com]

Contenido Relacionado