Apple y Google empezaron la batalla para controlar la salud de sus usuarios - LeaNoticias.com

Apple y Google empezaron la batalla para controlar la salud de sus usuarios

Google ha movido ficha en su conferencia de desarrolladores para competir con Apple en uno de los sectores del futuro: el internet de las cosas. Las aplicaciones para monitorizar la salud y el ejercicio físico de los usuarios serán uno de los pilares clave para la expansión de los dispositivos «wearables» o vestibles.

google-fit-salud--

Apple golpeó primero en su reunión anual del pasado mes de junio. Allí presentó la aplicación Health, que si bien no ofrecía grandes novedades con respecto a otras apps de compañías como LG o Samsung, sí que supuso un paso importante para los de Cupertino. A partir de ese momento los usuarios de iOS podrían contabilizar y registrar las horas de sueño, los pasos dados y las calorías quemadas. Además podrán consultar el peso, la actividad, la dieta y hasta la glucosa en sangre.

Pero el paso más importante fue el Healthkit, una especie de centro de monitorización en el que se almacenan y ordenan los datos que recopilan el resto de las aplicaciones de salud instaladas en el iPhone.

Google, a la contra

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Este miércoles llegó la respuesta de Google con su propia plataforma para gestionar y monitorizar los datos de salud y fitness de los usuarios: Google Fit. Además desde la compañía se han asociado con empresas como Adidas, Withings, Nike, Runkeeper e Intel para llegar más lejos.

El combate definitivo llegará cuando estén a disposición de los usuarios. El día y la hora aún no se conocen, pero si el momento: el desembarco en el mercado de la versión «L» de Android y del iOS 8 de Apple.

La «preocupación» por la salud de los usuarios no es nueva para Google. Hace años lanzó un servicio muy similar al actual que lo acabó cerrando en 2012 porque nunca llegó a triunfar, seguramente porque los smartphones de la época no tenían la capacidad de los actuales. Ahora esperan que sea un mejor momento y puedan ganar esta batalla que les «enfrenta» a Apple por monitorizar la salud de los usuarios.

Fuente [Abc.es]

Contenido Relacionado