Aseguran que los cuadrúpedos humanos no son una involución - LeaNoticias.com

Aseguran que los cuadrúpedos humanos no son una involución

Un documental de la BBC emitido en 2006 llevó a la fama a una familia de una remota aldea turca, cerca de la frontera con Siria, que, a causa de un defecto congénito, se ve obligada a caminar a cuatro patas, apoyándose sobre las manos y los pies, como si fuerancuadrúpedos. El caso se hizo mundialmente famoso y, en medio del debate sobre la causa de esta extraña invalidez, se llegó a insinuar que estas personas, cinco hermanos, podían representar una especie de paso atrás en la evolución humana. Incluso se mencionó la posibilidad del descubrimiento de un «eslabón perdido».

síndrome de Uner Tan

Esa era la teoría desarrollada por Uner Tan, de la Universidad de Cukurova en Turquía, quien dio nombre al síndrome de los hermanos. Pero esta conclusión tan controvertida -y éticamente cuestionable-, pronto encontró un buen número de detractores. Investigaciones posteriores propusieron que estas personas, que tienen un lenguaje reducido y síntomas de retraso mental, sufrían una mutación genética y que sus movimientos a cuatro patas eran, simplemente, una respuesta adaptativa al deterioro de la capacidad de caminar bípeda. Ahora, un nuevo estudio dirigido por Liza Shapiro, antropóloga de la Universidad de Texas en Austin (EE.UU.), puede enterrar aún más la posibilidad evolutiva. El trabajo, publicado en la revista PLoS ONE, demuestra que los cuadrúpedos turcos no caminan con el patrón característico en diagonal de los primates no humanos, como los simios o los monos.

Como parte del estudio, los investigadores analizaron en varios vídeos 518 pasos de personas con varias formas del síndrome de Uner Tan, incluyendo imágenes del popular documental de la BBC. Compararon estos pasos con los patrones de caminar de adultos sanos, a quienes se les pidió moverse en torno a un laboratorio a cuatro patas.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Pie derecho, mano derecha…

Según los resultados, casi todos los seres humanos (en el 98% de los pasos) se movían en secuencias laterales, lo que significa que colocan un pie en el suelo y luego una mano del mismo lado y después avanzaban en la misma secuencia en el otro lado. Sin embargo, los simios y otros primates no humanos se mueven en una secuencia diagonal, en la que ponen un pie de un lado y luego la mano del otro, continuando con ese patrón en la medida en que se desplazan.

En el caso de las personas con Uner Tan su movimiento «se asemeja al de los adultos sanos y eso no es algo inesperado en absoluto», dice Shapiro. «Como hemos demostrado, el cuadrupedalismo en adultos sanos o con una discapacidad física puede ser explicado usandoprincipios biomecánicos en lugar de suposiciones evolutivas».

síndrome de Uner Tan 1

El estudio también sugiere que Tan y sus colegas parecen haber identificado erróneamente los patrones de caminar entre la gente que padece este síndrome con los «andares» primates, al confundir el orden en el que las extremidades tocan el suelo y la sincronización de los movimientos.

Fuente [Abc.es]

Contenido Relacionado

Related Topics