Aumenta el “policonsumo” de drogas en Venezuela

Para Matute Brouzés, el reciente fallecimiento del famoso actor Philip Seymour Hoffman (Ganador de un Oscar) es una muestra, de nuestra preocupación sobre las posibles consecuencias que se derivan del policonsumo. En Venezuela, cada vez es mayor esta práctica. De 100 consumidores con más de 10 años haciéndolo, 71 de ellos (creemos que la cifra es mayor), señaló que mezclan y combinan varios tipos de drogas de manera simultánea o de forma alternativa, lo cual es una data preocupante, que incluso puede ser corroborada en los centros de salud donde se atienden sobredosis o complicaciones derivadas del consumo de drogas.

CLIAD VIVE SIN DROGAS

Nuestra alerta va dirigida hacia ese tipo de consumidor, que de por sí le está incorporando a su vida y a su salud un doble riesgo. El primero, por el hecho de consumir drogas. Todas las drogas son dañinas, y generan consecuencias nefastas. Y en segundo lugar, combinar diferentes tipos de drogas y, lo que es peor, de características contrarias (Estimulantes-Depresoras-Alucinógenas) es mortal en todo sentido, sobre todo, si los protocolos que existen para revertir, controlar, minimizar los efectos de esas combinaciones letales, son individualizados, particularizados, cada uno tiene su especificidad y combinar protocolos es un riesgo por lo impredecible de sus resultados o consecuencias.

Matute Brouzés, señaló que recientemente la oficina forense que atendió el caso del reconocido actor precitado, señaló que fue víctima de una intoxicación aguda por mezcla de drogas (heroína, cocaína, anfetamina y tranquilizantes). La mezcla de las sustancias mencionadas es conocida en inglés como “speedbading”, y está cada vez más extendida entre los toxicómanos, una combinación que puede ser mortal y que también causó la muerte de actores como River Phoenix y John Belushi.

El “speedball”, está compuesto por heroína y una pequeña dosis de cocaína, que evita que el consumidor sufra de somnolencia, depresión, alucinaciones, o hasta la muerte. En nuestro país, es muy común aderezar esta combinación con alcohol y marihuana, lo cual potencia aún más los efectos negativos para el consumidor, propiciando que la ayuda que se le pueda dar en casos de presentarse emergencias de este tipo, sea cada vez más, precaria o nula.

[Fuente: Prensa CLIAD]

Contenido Relacionado

Related Topics