Bruselas confirma que las aerolíneas deben devolver el dinero si el cliente no acepta un vale

La Comisión Europea ha publicado este miércoles una serie de recomendaciones con el objetivo de hacer «más atractivos» los vales que las compañías aéreas ofrecen a sus clientes para compensar la cancelación de vuelos por la pandemia, y entre ellas sugiere la posibilidad de que los gobiernos pongan en marcha esquemas de avales públicos que garantice su desembolso en casos de insolvencia.

Airplane seats and windows. Economy class comfortable seats without passengers. New low-cost carrier airline

La legislación europea permite a las aerolíneas en caso de cancelación de vuelos ofrecer a los consumidores afectados vales para la compra de futuros viajes en lugar de la devolución de dinero, pero esta opción es voluntaria debe ser aceptada por los afectados, que en cualquier caso siempre podrán exigir el reembolso en efectivo

«Hacer más atractivos los cupones como alternativa al desembolso de dinero incrementaría su aceptación por parte de pasajeros y viajeros. Esto ayudaría a aliviar los problemas de liquidez de compañías aéreas y en última instancia conduciría a una mejor protección de los intereses de los pasajeros», explican las autoridades comunitarias en el documento.

La vicepresidenta comunitaria responsable de Competencia, Margrethe Vestager, ha incidido en la «enorme presión» a la que está sometida la industria que depende del turismo, como hoteles y aerolíneas, que ahora deben reembolsar miles de cancelaciones.

«Los consumidores europeos tienen derecho a un reembolso en efectivo y punto», ha dicho la política danesa, para pedir después, sin embargo, que esos cupones sean más atractivos para que los consumidores «los acepten». «Se trata de dar una opción para mejorar la temporada para muchos europeos cuya vida depende del turismo y también para quienes quieren viajar, pero solo funcionará si cada uno de nosotros hace su parte», ha advertido la vicepresidenta.

Por ejemplo, Bruselas señala que los Estados miembros «deberían considerar activamente el establecimiento de esquemas de garantías para cupones con el objetivo de asegurar que en casos de insolvencia del emisor de los vales, los pasajeros o viajeros sean reembolsados».

La Comisión Europea remarca que estas ayudas públicas supondrían una «ventaja» para los operadores beneficiarios en la medida en la que mejoraría su posición de liquidez. En consecuencia, debería ser aprobada por los servicios europeos de Competencia. Sin embargo, Bruselas garantiza que aceptaría avales públicos que cubran el 100% del valor de los cupones.

Con respecto a las propias características de estos vales, el Ejecutivo europeo plantean que tengan un periodo mínimo de validez de doce meses. Además, su valor debería ser reembolsado a los afectados como muy tarde 14 días después de que expire dicho plazo si el cupón no ha sido todavía utilizado.

También propone que las aerolíneas concedan a los pasajeros vales con un valor superior a la reserva original, por ejemplo a través de una suma adicional o con un servicio nuevo que antes no estaba incluido.

El Independiente

Contenido Relacionado