“Candidatura en resistencia”; por @JuanPGuanipa

El grave momento que vive Venezuela es nuestro mayor dolor  y nuestro primer compromiso. Los venezolanos y particularmente los zulianos hemos demostrado que nos crecemos en la adversidad. Nos motiva un sueño de libertad que debemos conquistar. La lucha que hemos librado en los últimos casi cinco meses no ha sido en vano. Los caídos, los presos y los perseguidos nos deben dar la fuerza para luchar hasta vencer. La lucha es por ellos también. Su sacrificio nos debe dar vigor para perseverar en esta gesta por la justicia, por la democracia y por la libertad.

En Venezuela se ha conformado una impresionante mayoría nacional que exige cambios. Las mayorías no se rinden. Somos mayoría los que queremos y tenemos derecho a vivir en democracia y libertad, con oportunidades, con estudio y trabajo,  con comida, con medicinas, con seguridad. Queremos que nuestros ciudadanos vivan bien. Nos merecemos vivir bien. Tenemos derechos y los seguiremos peleando.

En el marco de esta devastadora crisis, hemos inscrito nuestro nombre a la Gobernación del Zulia. Esta inscripción es un acto de protesta, de rebelión contra la dictadura de Maduro. Ganar el Zulia es derrotar a Nicolás.  El Zulia no puede seguir mirando al pasado y mucho menos si el pasado tiene la coincidencia de ser complaciente con esa dictadura. Y para lograr eso no podemos cerrarnos vías. Eso es lo que ellos buscan. A pesar de las condiciones aberrantes, a pesar de las amenazas y riesgos, vamos a dar la pelea para minar al régimen y lograr ese cambio democrático que aspira la gran mayoría de los zulianos y de los venezolanos.

Es necesario que dejemos claro quienes somos nosotros y quienes son ellos. Nosotros somos demócratas. Nuestras armas son las leyes, la expresión, la manifestación legítima y pacífica, y de un tiempo a esta parte, la resistencia. Ellos son otra cosa, muy distinta a ser demócratas. Mientras nos expresamos con música y gritos de libertad, ellos nos disparan balas. Les exigimos elecciones, participación, respeto a la decisión de la mayoría y ellos nos responden con fraudes y atropellos a los poderes electos. Les exigimos justicia y ellos nos responden con guerra. Nosotros queremos darle a la gente paz, desarrollo, comida, seguridad, educación, medicinas y ellos lo único que han sabido repartir es lo único que no quieren tener: pobreza. Y repartir pobreza como decía Ghandi, es la peor forma de violencia.

Ellos jamas van a dejar de ser lo que son y de actuar como actúan. La buena noticia es que nosotros tampoco. Dentro de esta cruenta y larga lucha  ellos, los muy pocos, tienen solamente una oportunidad de ganarnos:  que nos hagan actuar como ellos. Cuando violemos la ley, cuando le demos la espalda a la participación, cuando dejemos de aprovechar los mínimos rincones de democracia que nos quedan, ellos ganarán. Ellos, los muy pocos, quieren que seamos como ellos y la buena noticia es que eso no va a suceder.

Por mas espacios que nos quiten, por mas violencia que nos apliquen, por mas tristeza que nos embargue, por mas cansancio, mas rabia, sangre y llanto, ellos no van a ganar, porque nosotros vamos a seguir siendo lo que somos y ellos también. Nuestra responsabilidad es interpretar a esa mayoría democrática y acompañarla en la lucha por la construcción de esa Venezuela posible y necesaria.

Asumimos esta bandera, entonces, como un acto de rebeldía. Esperamos de la MUD el anuncio de primarias para lograr una candidatura definitiva y unitaria. No podemos permitir que las decisiones aberrantes del CNE nos sirvan de excusa para evitar la forma legítima que la Unidad se dio para decidir sus candidaturas.

Estamos urgidos a continuar esta lucha por nuestra región y por nuestra patria. Nuestro primer compromiso es sacar a Venezuela de esta tragedia. Sigamos luchando con constancia porque lo vamos a lograr. ¡Viva el Zulia! ¡Viva Venezuela!

Juan Pablo Guanipa V.

@JuanPGuanipa

Contenido Relacionado