Carta de niño de 11 años que se suicidó para no volver al colegio estremece a España - LeaNoticias.com

Carta de niño de 11 años que se suicidó para no volver al colegio estremece a España

Precisamente, el que la policía dijera en su momento (el caso se produjo el pasado 14 de octubre) que no se trató de bullying y que la juez de instrucción que tuvo conocimiento del caso se disponga a archivar la causa, pese a los clamores de los padres, han reavivado el tema con tintes de dramatismo. Fuente.

diego-gonzalez-el-mundo

“Solo le pedimos a la magistrada que se ponga en nuestro lugar y que, al menos, investigue hasta el final”, le dijo Carmen González, madre del menor, a El Mundo. “En ese colegio están pasando cosas raras y, al menos, hay que investigarlo”, agregó Manuel, el padre.

En su afán, la pareja envió una carta a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes; al consejero de Educación, Rafael Van Grieken, y a la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, para pedirles que tomen cartas en el asunto “y que esto no se muera”, agregó Manuel en el mismo medio.

Pero el desespero por que el caso “no se muera” los hizo tomar otra conmovedora decisión: publicar la carta que dejó Diego, en la que “la única referencia negativa se la lleva, y muy claramente, el colegio”, remarca El Mundo.

Se trata de un pedazo de papel que Diego (“introvertido” y “muy maduro para su edad”, de acuerdo con los padres y con varios declarantes ante la juez) dejó con ‘Lucho’, el muñeco amarillo de los Lunnis, con el que jugaba a hacer guiñol con su padre, agrega el diario. La carta es la siguiente:

El mensaje fue hallado por la madre después de un momento que no olvidará jamás: cuando se dio cuenta de que su hijo había tomado la drástica decisión.

“Yo estaba levantada, pero no me enteré de que se había movido de la habitación. Yo… Miré y vi las zapatillas en el suelo, con lo cual no pensé que él se había levantado, porque yo le tenía que dar unos temas de repaso de Naturales y Sociales. Entonces, cuando me di cuenta, me metí en la habitación, no le vi y le busqué como loca por toda la casa y vi, en el fondo de la cocina, la mampara abierta, me acerqué y… Con la oscuridad vi su sombra, en el suelo. Vivimos en un quinto”, le contó a El Mundo.

En sus declaraciones a ese medio, Carmen sostiene que el niño tomó ese camino “porque no soportaba el colegio, la presión que tenía allí”, y recuerda que “en los últimos tiempos nada más que decía: ‘Mamita, yo no quiero ir al colegio’. Y yo le decía: ‘Pero hijo, si eres muy buen estudiante’. Y él: ‘Sí, pero no, no, no’. Y entonces yo le dejaba quedarse con el abuelo, y entonces se relajaba”.

carta-diego-gonzalez

Transcripción de la carta, que en apartes parece ininteligible:

“Papá, mamá, estos 11 años que llevo con vosotros han sido muy buenos y nunca los olvidaré como nunca os olvidaré a vosotros.

Papá, tú me has enseñado a ser buena persona y a cumplir las promesas, además, has jugado muchísimo conmigo.

Mamá, tú me has cuidado muchísimo y me has llevado a muchos sitios. Los dos sois increíbles pero juntos sois los mejores padres del mundo.

Tata, tú has aguantado muchas cosas por mí y por papá, te estoy muy agradecido y te quiero mucho.

Abuelo, tú siempre has sido muy generoso conmigo y te has preocupado por mí. Te quiero mucho.

Lolo, tú me has ayudado mucho con mis deberes y me has tratado bien. Te deseo suerte para que puedas ver a Eli.

Os digo esto porque yo no aguanto ir al colegio y no hay otra manera para no ir. Por favor espero que algún día podáis odiarme un poquito menos.

Os pido que no os separéis papá y mamá, sólo viéndoos juntos y felices yo seré feliz.

Os echaré de menos y espero que un día podamos volver a vernos en el cielo.

Bueno, me despido para siempre.

Firmado Diego.

Ah, una cosa, espero que encuentres trabajo muy pronto Tata.

Diego González

Contenido Relacionado