Construyen en Brasil el castillo de arena más grande del mundo - LeaNoticias.com

Construyen en Brasil el castillo de arena más grande del mundo

Una empresa privada concluyó hoy la construcción de un castillo de arena de cerca de 12 metros de altura en Niteroi, ciudad brasileña ubicada en el área metropolitana de Río de Janeiro, que aspira a que sea incluida en el libro Guinness de récords como el mayor del mundo.

La estructura, totalmente en arena y del tamaño de un edificio de cuatro pisos, fue erguida con la ayuda de máquinas de construcción en medio del llamado Camino Niemeyer, un conjunto de edificaciones con fines culturales diseñado por el fallecido arquitecto brasileño Oscar Niemeyer del litoral de Niteroi y con el fondo de la bahía de Guanabara.

castillo-arena--644x440

El castillo de arena más grande del mundo está en Brasil

El castillo de arena construido por la subsidiaria de Caterpillar en Brasil supera en altura uno de 11,63 metros construido el año pasado en Estados Unidos y que figura actualmente como el mayor del mundo en el libro Guinness. Pese a todo el tiempo y el esfuerzo dedicados a la obra y al cuidado con su mantenimiento, la estructura se destruirá este mismo martes una vez sea registrada por los enviados de Guinness.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

En la obra han trabajado seis operadores de máquinas junto a seis escultores. Los datos sobre la altura definitiva del castillo y sus detalles tan sólo se divulgarán tras la obtención de la certificación de Guinness, explicó Archie Lyons, el director creativo de mercado de Caterpillar, que coordinó el proyecto.

De acuerdo con el ejecutivo, la presentación del castillo como un nuevo récord sólo podrá ser anunciada en algunos días, cuando se divulguen los resultados de la medición hecha por los técnicos del Guinness World Records en la mañana de este martes.

El castillo fue construido con un tipo especial de arena mezclado con agua. Según Lyons, la textura de la arena común de la playa no permite que la estructura se mantenga de pié.

Además del uso de un tipo de arena específico, la superficie del castillo fue regada con un material especial para garantizar que el viento no arrastre los granos.

“Y nada más. Todo el material usado es sostenible y, cuando sea destruido, todos podrán ver que la estructura no pasaba de arena y agua”, afirmó.

La elaboración de la escultura fue parte de una estrategia de Caterpillar para, además de imponer un récord, conmemorar sus 60 años de presencia en Brasil.

Fuente [Abc.es]

Contenido Relacionado

Related Topics