Corea del Norte amenaza al Reino Unido por una serie de ficción

Pyongyang instó al gobierno británico a “desechar cuanto antes esta serie reaccionaria en proyecto o en producción y sancionar a los culpables”, en un comunicado emitido en la capital norcoreana por la Comisión Nacional de Defensa y difundido este martes por medios locales.

dictadura corea del norte

La hermética dinastía de los Kim aludió así a la serie Opposite Number, escrita por Matt Charman y que tiene previsto emitir la cadena británica Channel 4, según anunció en agosto pasado.

La serie de diez episodios relata la historia de un científico nuclear británico al que Corea del Norte toma comoprisionero para extraer sus conocimientos, mientras Washington y Londres tratan de evitarlo.

Pyongyang acusó directamente a Downing Street de permitir esta “despreciable burla” con su “connivencia tácita, clientelismo e instigación” para perjudicar al régimen de Kim Jong-un y manchar su imagen internacional.

“No importa cuán desesperadamente trabajen para falsificar la realidad los productores del canal, hooligans y delincuentes disfrazados de artistas; nunca podrán ocultar la verdad”, sentenció la Comisión Nacional de Defensa, uno de los órganos norcoreanos más importantes, presidido por Kim Jong-un.

En su comunicado denunció que el próximo estreno “trata de decirle al mundo que Corea del Norte es el país más cerrado en la Tierra y la mayor amenaza para el mundo occidental”, además de divulgar que la nación del sudeste asiático “adquiere ilegalmente tecnología nuclear de Gran Bretaña”.

En este sentido, la dictadura comunista se defendió asegurando que desarrolla armas nucleares con su propia tecnología y recursos, y aprovechó para proclamar que su poder atómico es “más tremendo y poderoso de lo que se pueda imaginar”.

La queja anterior

En junio pasado Pyongyang ya había arremetido contra Estados Unidos por la película The Interview (La entrevista), prevista para octubre próximo, que narra la historia de un plan secreto de la CIA para asesinar al líder Kim Jong-un.

En ese caso el régimen calificó la producción de Evan Goldberg y Seth Rogen como un “intolerable acto terrorista”, y amenazó a Washington con “medidas sin piedad” si permite su proyección.

En todo caso, llama la atención que Corea del Norte haya lanzado sus dardos sobre el gobierno de Gran Bretaña, ya que habitualmente son EEUU, Corea del Sur y Japón los objetos de su ira.

Fuente [Infobae.com]

Contenido Relacionado