Cosas que un parrillero jamás debe hacer al realizar un asado - LeaNoticias.com

Cosas que un parrillero jamás debe hacer al realizar un asado

Para muchos, hacer un asado es casi un ritual en el que errar un paso se convierte en un pecado capital. Por ello, para que este 18 te luzcas al mando de la parrilla te enseñamos las 10 cosas que jamás debes hacer a la hora de preparar uno.

Cosas que un parrillero jamás debe hacer al realizar un asado

1.- Di no al alcohol para prender el fuego: ¿Crees que el resto de pisco o ron servirá para prender el fuego al día siguiente? ¡Ni lo pienses! esto es muy peligroso pues puede alterar las llamas y provocarte quemaduras. Además, acelera el proceso de incineración del fuego y te priva de lo mejor: conversar y tomarte una copa de vino mientras disfrutas de algunos quesos junto a tus familiares y amigos.

2.- No cualquier leña sirve para echar al fuego: por si no lo sabías, una de las razones más comunes de por qué se apaga el fuego es por el tipo de leña que utilizas o porque los pedazos son muy grandes. Para evitar esos problemas existen cuatro reglas básicas: la leña debe estar seca, debes tener paciencia pues ésta tarda una hora y media en estar lista para recibir la carne, hay variedades mejores que otras (como el espinillo y ñandubay) y debes tratarla con cariño, es decir, cuidarla y avivarla cada cierto tiempo.

3.- Evita tapar la carne con un papel de diario: ¿Te preocupa que las brasas no alcancen para cocinar la carne? Si alguna vez lo temiste, de seguro recurriste al “efecto hornito” construido por un par de hojas de diario estiradas. El problema, es que los asadores expertos afirman que esto no es recomendable desde un punto de vista sanitario ya que el papel es contaminante y no es bueno que entre en contacto con la carne de ese modo.

4.- Nunca cortes la carne para ver si está jugosa: según la publicación, esa esto es una “verdadera vergüenza” y debiera ser sancionado como un crimen de “lesa humanidad”. Lo anterior, porque incluso un pequeño tajo en la carne provoca un drenaje de sus jugos más sabrosos y, por ende, es una de las causas de que te quede seca. Principalmente, este error se da con los lomos y bifes de chorizo; cortes que pierden toda su gracia si se les da una “puñalada”.

5.- Jamás pongas la carne congelada directo a la parrilla: algunos piensan que, para que se conserve mejor, la carne debe refrigerarse hasta que haga contacto con el calor parrillero. Sin embargo, ésto es un grave error ya que para que no te quede dura debes sacarla del congelador y estabilizarla con la temperatura ambiente antes de iniciar su cocción.

6.- No bajes demasiado la parrilla: si no estás acostumbrado a liderar un asado, lo más probable es que te preocupe que el fuego y las brasas no alcancen a cocinar la carne. Por ello, procedes a bajar continuamente la parrilla pero, si lo haces, conseguirás que la carne te quede “arrebatada”, es decir, cocida por fuera y cruda por dentro.

7.- Evita poner la tira de carne de forma desorganizada: los expertos en asados recomiendan que la mejor manera de disponer los cortes a las brasas es con los huesos hacia abajo, de modo que permanezcan durante horas al fuego. Luego, cuando haya pasado un tiempo, se le da vuelta para que siga cocinándose por los costados.

8.- Nunca sirvas la carne en bandejas metálicas: con eso, sólo conseguirás perder su temperatura con rapidez. Inténtalo con unos braseros de greda -similares a los de restaurantes de parrilladas- e incluso tablas de madera que contengan el calor.

9.- No apures las mollejas y chunchules: como todo debe cocinarse a su tiempo, necesitas comprender que estos tipos de interiores quedan ricos sin “ahogarse” sobre las brasas, sino que calentándose lo suficiente para luego cortarlos en lonjas y dejarlos crocantes. De este modo, se evita la indeseada “gomosidad” que se siente cuando se comen mal cocidos.

10.- Jamás estés ansioso frente a un asado: éste, sin duda, es el punto más importante de todos ya que si fallas en este paso todo saldrá mal. Para hacer un asado, debes tener tiempo, paciencia y dedicarle la atención que se merece. Por eso, si quieres que la comida salga perfecta, alíñala con anticipación, prepara el fuego a tiempo y dale a los cortes el tiempo que necesitan para quedar a tu gusto.

Fuente: [biobiochile.cl]

Contenido Relacionado

Related Topics