Cuidados y precauciones que debes tomar si tienes un embarazo de alto riesgo

Mantener el peso adecuado y evitar estresarte son unos de los cuidados más importantes para combatir un embarazo de alto riesgo

Cuidados y prevenciones si tienes un embarazo de alto riesgo

El embarazo es una de las etapas más importantes en la vida de una mujer, pues se trata de gestar a un ser humano por nueve meses y luego traerlo al mundo. Por esto, es necesario el cuidado de la barriga, y que la embarazada asista a sus consultas médicas de chequeo.

Estudios recientes señalan que aproximadamente 10% de los embarazos son de alto riesgo, y esto se produce por problemas que presenta la madre durante la gestación o en los primeros meses. De igual forma se especifica que la edad es un factor que puede incidir; por lo que las mujeres menores de 15 años o mayores de 40 son más propensas a padecer esta situación.

Las mujeres que padecen de enfermedades crónicas (cáncer o epilepsia) o alteraciones en la tiroides también tienen más probabilidades de tener un embarazo delicado. A continuación les presentamos algunos cuidados y prevenciones que debes tomar en cuenta si tienes un embarazo de alto riesgo:

Cero estrés: esta es una de las primeras cosas que debes concienciar. Algunas de las consecuencias a corto plazo del estrés son la fatiga, ansiedad, poco o mucho apetito y dolores de cabeza o espalda. Este trastorno también puede incrementar el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas así como infecciones. En estos casos lo mejor que puedes hacer es tomarte un tiempo libre, escuchar música y practicar yoga o alguna técnica de respiración que te ayude a estar relajada.

Dieta saludable: ingerir frutas, vegetales y granos te ayudarán a tener los componentes que necesitas durante tu embarazo. El ácido fólico, calcio, vitamina D, hierro y las proteínas deben formar parte de tu dieta así como el agua. Ten en cuenta que el embarazo no es momento para perder peso, por lo que se estima que una mujer debe consumir entre 300 y 500 calorías al día. De igual forma evita el cigarro y las bebidas alcohólicas.

Controla tu peso: tener unos kilos demás puede empeorar tu situación si tienes un embarazo de alto riesgo. El sobrepeso puede contribuir a elevar la presión arterial, aspecto que es dañino para una mujer que presente esta condición. Por esto asegúrate de comer de forma balanceada y recuerda que, si bien tu embarazo es delicado, no estás enferma; así que pregúntale a tu médico que tipo de actividades físicas puedes realizar durante este período para cuidar tu salud y la del bebé.

Asiste al médico: las mujeres embarazadas suelen tener su consulta con el especialista que controla el desarrollo del bebé. Si tu embarazo es de alto riesgo no debes dejar de monitorearte con tu doctor de cabecera; él te indicará cuáles son los pasos que debes seguir para cuidar de tu salud y de la del bebé.

Estudios genéticos: ante un embarazo de alto riesgo puedes proponerle a tu médico que haga algunos estudios para determinar la posibilidad de que el bebé tenga alguna malformación genética. Con los avances de la ciencia y la medicina existen más posibilidades de atacar los embarazos riesgosos para que puedas dar a luz a un bebé en perfectas condiciones sin que eso afecte tu salud.

¿Te ha gustado este post? Deja tu comentario y, si consideras que puede resultar útil para alguien más, compártelo en tus redes sociales.

Somos LeaNoticias.com

Contenido Relacionado