"De Aguinaldos y Gaitas", por @glimargica - LeaNoticias.com

“De Aguinaldos y Gaitas”, por @glimargica

gliceria gilPor mucho tiempo en Venezuela al comenzar la época navideña se cantaban aguinaldos, los cuales son canciones populares generalmente referidas a la llegada del Niño Jesús. Se interpretaban también en las iglesias, generalmente en las llamadas misas de aguinaldos que se realizaban al amanecer y a las que tristemente hemos tenido que renunciar.

Muchos de ellos surgieron en el siglo XIX y son anónimos, sin embargo siempre se han escuchado y disfrutado con especial atención porque expresan un sentimiento hermoso de amor por el prójimo y permanecen con la misma vigencia de siempre.

El maestro Vicente Emilio Sojo rescató y arregló los tiernos versos de A ti te cantamos, Espléndida Noche, Niño Lindo, Din Din Din que forman parte del acervo musical decembrino.

Corre Caballito es uno de los aguinaldos clásicos venezolanos que nos provoca oír por la ternura de su letra. Blanca Paloma, Tucusito, Fuego al Cañón, De Contento, Tun Tun, Mi Burrito Sabanero, Cantemos Cantemos, Niño Lindo, Aguinaldo del Callao, Si la Virgen fuera Andina y muchos otros villancicos y parrandas que lamentablemente han ido perdiendo espacio son también muy escuchados en esta época ya sea en versiones de la Serenata Guayanesa, Morella Muñoz, Cecilia Todd, María Teresa Chacín, Los Niños Cantores y de otros cantantes y agrupaciones musicales.

El furruco es el instrumento esencial del aguinaldo. Acompañado del cuatro, el sonajero, la pandereta y las maracas conjugan la perfecta armonía para que el oyente se deleite con la hermosa música que caracteriza a la Navidad.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

No podemos decir que fueron desplazados, pero actualmente se destaca más la gaita zuliana, género musical nacido en el Zulia que, aunque se oye con más asiduidad en estos días, en esa región se canta durante todo el año en cualquier fiesta o sarao, de allí que el furro, el cuatro, las maracas, las tamboras, la charrasca y hasta el piano y el bajo electrónico no dejan de sonar en esta pintoresca tierra.

Ricardo José Aguirre González “El Monumental”, trágicamente desaparecido, fue el compositor, coautor e intérprete solista de La Grey Zuliana, su mejor éxito grabado en el año 1968. Es tanta la aceptación que ésta tiene que el pueblo la ha venido manteniendo viva año tras año y ha llegado a convertirse en el Himno de la Gaita y sus gaiteros y en todos los eventos y reuniones es interpretada como un reconocimiento eterno a quien la impuso, así como una reafirmación de la Gaita misma como consentida del pueblo.

En esta especie de plegaria a la Virgen de Chiquinquirá, patrona del pueblo zuliano, el “Inmortal” Aguirre implora por mayor atención gubernamental ya sea en salud, educación y en todos los ámbitos, a su amado pueblo.

Desde la aparición de este ritmo musical, su esencia ha sido siempre la de la crítica a la actuación de los gobernantes de turno, en algunos casos se hacen ironías pero en la mayoría se desnuda la realidad del país deseando que las cosas mejoren a medida que avanzan los años.

Hay otras gaitas muy conocidas interpretadas por distintos grupos gaiteros como La Cabra Mocha, Sin Rencor, Maracaibo Marginada, Mi Ranchito, Sentir Zuliano, La Gata Blanca, Sentimiento Nacional y una larga lista que quizás pequemos por no nombrarlas.

Rescatemos ambos géneros para disfrutar mucho mejor de nuestras navidades.

Gliceria Gil / @Glimargica

Contenido Relacionado

Related Topics