Desde Alta Mar: "¿Qué me importa?", por @jdsolorzano - LeaNoticias.com

Desde Alta Mar: “¿Qué me importa?”, por @jdsolorzano

@jdsolorzanoVeo, escucho y hasta converso con muchas personas que están encerradas en el tema de que si el presidente vive, que si está en las últimas, que si ya se va aparar y encadenará como en otros tiempos por casi ocho horas continuas, pero yo me pregunto ¿Qué me importa a mí, o a ustedes apreciados lectores cual es el estado de salud de Chávez?, tal vez como ser humano es lamentable lo que está viviendo, pero como sociedad creo que es más importante otros temas.

Sin productos en los anaqueles de los expendio de alimentos, sin medicamentos en las farmacias, con los problemas de luz que regresan, ni comentar el incendio del Guri que dejó a diez estados sin servicio eléctrico, la inseguridad, la inflación, el posible aumento del pasaje que golpea a los venezolanos de a pie, y parecemos de contar, son los verdaderos temas que debemos abordar.

Esta es la opinión que tengo: Si el Presidente, Dios quiera, se levanta de su postración por arte de magia no solucionará los graves problemas que se nos vienen encima como una bola de nieve en constante crecimiento, y si llegase a ocurrir lo peor, ni Maduro, ni compañía y léaseme bien ni ningún líder de la oposición podrá por obra y gracia del espíritu solucionar las difíciles situaciones que padecemos. ¿Entonces?, ¿qué hacemos?, seguimos preguntándonos si son mentiras o realidades los ya más escuetos y esporádicos partes médicos del Gobierno o las necesidades que agobian a los venezolanos menos afortunados.

Creo que es la hora de hablar del futuro, de nuestra economía, de la crisis social que pudiera explotar como una olla de presión si no encuentra una válvula de escape. Ya recordamos lo que sucedió aquel 27 de febrero de los tiempos de Carlos Andrés Pérez, quien aplicó unas medidas, por cierto muy parecidas a las del actual gobierno, que llevó al pueblo a salir de sus hogares a expresar violentamente su inconformidad con un régimen millonario que condena al hambre a una nación de esclavos de una economía mal entendida y mal llevada. ¿La historia pudiera repetirse?, Dios nos agarre confesados.

Si el Jefe de Estado está bien o está mal, en nada soluciona lo que se avecina, en nada ayuda a mitigar el grave estado de deterioro de la economía nacional, y de las capacidades de adquisición de los venezolanos de nuestras comunidades populares y de nuestros sectores agrarios; a veces escucho a personas acomodadas, entre lo que se cabe en este país, quejándose y me pregunto ¿si ellos, que aún tienen las maneras de sobrevivir, chillan, que podemos esperan de aquellos compatriotas que con sueldo mínimo y varias bocas que alimentar hacen milagros con los churupitos?, es la hora de pensar en ello y de trabajar para solucionar esta realidad.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Si el régimen, en el más nefasto de los casos, se niega a informar con veracidad sobre la salud o la vida del Presidente, en nada mejora o afecta la crisis que vivimos. Los invito a todos a esforzarnos en lo que interesa: en la gente. Dejemos que aquél que batalla, viva o no, esté en manos de Dios Todopoderoso, mientras nosotros nos enfocamos en lo que importa.

Por: José Dionisio Solórzano / @jdsolorzano

Contenido Relacionado