Econométrica: Mercado permuta será restringido y limitado - LeaNoticias.com

Econométrica: Mercado permuta será restringido y limitado

El nuevo mercado cambiario al que pronto dará apertura el Gobierno para aliviar las presiones sobre el dólar no será de libre flotación, según las proyecciones de la firma Econométrica.

dolar permuta

Según explicó el director de esta consultora, Henkel García, en el foro Perspectivas Económicas 2014, la alta demanda de divisas en el país provocaría que la tasa de cambio se incrementara muy por encima de la oficial. Señala que incluso podría ubicarse cerca del precio del dólar paralelo. Así lo reseñó el diario El Mundo Economía y Negocios:

Para el analista financiero, las condiciones de la economía no son las mismas que existían en 2010, año en el que el sistema permuta funcionaba y comenzó a presentar dificultades con la merma en la liquidez de divisas.

En esa época las reservas internacionales se ubicaban en 27.000 millones de dólares, mientras que ahora están en 22.000 millones de dólares; las reservas operativas estaban en 9.300 millones de dólares, mientras que ahora están en unos 1.000 millones de dólares. Aunado a estos números, se tiene que el promedio anual de recursos provenientes de endeudamiento era de 16.800 millones de dólares, y ahora es de 8.500 millones de dólares. Este escenario permite suponer que la oferta en este nuevo mecanismo sería restringida.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

“Es imposible la libre flotación, habría una demanda desbordada, y el tipo de cambio se dispararía. Es posible que ese nuevo mecanismo traiga algún tipo de control, con un sistema de racionamiento más flexible, con posibles límites diarios o filtros por empresas, en el que se manejaría un precio de cambio de 25 o 30 bolívares por dólar “, señaló.

Bajo esa perspectiva, la firma Econométrica estima que por lo menos 17,6% de las divisas que se entreguen el año que viene se distribuyan a través de este nuevo mecanismo cambiario. Por Cadivi se manejaría 78,7% y 3,7% a través de otras vías como el mercado no oficial.

Administración complicada

Las presiones cambiarias que afronta la economía venezolana se deben sobre todo a la distorsión que hay entre la oferta y la demanda de divisas. Según el economista Orlando Ochoa, la dificultad para el acceso a los dólares se debe a la administración actual del flujo petrolero.

Estima que los ingresos de Pdvsa están reducidos entre 25% y 30% (sobre las exportaciones petroleras). Esto se debe en especial a los convenios de subsidio petrolero como el de Petrocaribe, el acuerdo con Cuba o los que se mantienen con Uruguay o Argentina. En efecto, estos implican pago con servicios, descuentos y cancelaciones a plazo.

Además, están las cancelaciones que debe hacer la estatal por el préstamo chino y las transferencias que le hace al Fondo de Desarrollo Nacional ( Fonden ).

El panorama se dificulta todavía más con una producción petrolera que se mantiene estancada y presenta incluso caída en algunas categorías, según Ochoa. Asegura que la producción de crudo mediano cayó 10%, mientras que la del pesado solo subió 5%. Por su parte, la del extrapesado, que también se ha incrementado, necesita diluyentes para realizar las mezclas.

Aparte, indica, el alza en las importaciones de derivados por parte de la petrolera en 182% entre el cuarto trimestre de 2011 y el mismo período de 2012 le subió los costos a la estatal en 8.123 millones de dólares.

Pero las dificultades en el flujo de divisas de Pdvsa , principal proveedor de dólares en el país, empeoran cuando además la demanda por billetes verdes está siendo estimulada con fuerza a través de la política monetaria del Banco Central de Venezuela.

Esto se debe en gran medida al financiamiento que desde el ente emisor se hace a las empresas del Estado, incluida la petrolera estatal. A través de compra de activos o pagarés, el BCV entrega bolívares a Pdvsa y otras estatales. Esto provoca que la liquidez monetaria crezca a un ritmo de 60%, lo que constituye la segunda tasa más alta del mundo en aumento de circulación de moneda local, después de Zimbabue.

Según concuerdan los distintos expositores, del cambio de esta estrategia económica dependerá el éxito del nuevo mercado cambiario que van a instaurar, o cualquier otra política que se aplique.

Años difíciles

Las importaciones públicas aumentaron a un ritmo mucho más acelerado que las privadas, estima Henkel García, quien asegura que en siete años las compras del Estado en el exterior subieron 642%, mientras que las privadas solo se incrementaron 63%.

En efecto, las cifras anualizadas de importaciones al cierre del segundo trimestre de este año muestran que las compras del sector privado en el extranjero cayeron 3%, mientras que las públicas subieron 26,9%. García pronostica que en los dos ámbitos se mantendrá similar tendencia en 2014 y detalla que las empresas verán caer el indicador en al menos 10%.

Este panorama conllevará a una caída del comercio y el consumo, según explica Ángel García Banchs, economista y también director de Econométrica. Estos resultados repercutirán en el PIB, que según el experto, caerá 1,7% en el caso de que el precio del petróleo se mantenga.

Además, indica que con las presiones cambiarias actuales, aunadas a un déficit fiscal de por lo menos 12 puntos del PIB este año, es probable que a finales de 2013 o principios de 2014 se decrete una devaluación para llevar el dólar oficial a por lo menos 10 u 11 bolívares. La medida afectará aún más el consumo y minimizará en parte la escasez actual, aunque asegura que antes de las elecciones el desabastecimiento se agudizará.

[Fuente]

Contenido Relacionado

Related Topics