El alcohol y el volante - LeaNoticias.com

El alcohol y el volante

Situaciones bochornosas protagonizadas por mujeres están a la orden del día. En las últimas semanas, noticiarios y redes sociales se han hecho eco de varios espectáculos de féminas al volante, pasadas de copas y con actitudes irreverentes hacia la autoridad. ¿Qué las provoca?

El alcohol y el volante

En países como España, por ejemplo, se demostró que la ingesta de bebidas alcohólicas en mujeres aumenta significativamente, pero como si fuera poco, el mismo estudio evidencia que las damas con un alto nivel educativo tienden a exceder más su consumo etílico en comparación con las de niveles educativos más bajos. ¿Pasa en Panamá?

“Figure it out”

Todo el país y las redes sociales se revolucionaron en comentarios, memes y hasta una canción con las dos chicas con evidentes signos de haberse pasado en bebidas alcohólicas, quienes fueron detenidas en un retén, y que agredieron a policías y camarógrafos.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Para el psicólogo y abogado Fernando Gómez hay un componente de género en este tipo de actos vergonzosos en contra de la autoridad, porque a la mujer, precisamente por su sexo, se le tolera un rango mayor de libertinaje y groserías contra los policías. Además, señala que actualmente la mujer goza más la vida nocturna.

“Se ha hecho un estudio que son las mujeres quienes reciben más promociones en los centros nocturnos (bebidas gratis para mujeres hasta las 10:00 p.m., jarras de sangría para mujeres hasta las 11:00 p.m.), porque se incentiva a que las chicas vayan acompañadas de amigas; porque los centros de diversión ‘se ponen buenos’ en la medida en que hayan mujeres bonitas adentro. Si una discoteca estuviera llena de hombres, no sería tan apetecible para el público masculino como una discoteca que está llena de mujeres solteras consumiendo alcohol. Esto forma parte de la estrategia de marketing de estos centros. Entonces, las mujeres hacen uso de estos privilegios y salen a fiestar con más regularidad que los hombres”, dijo Gómez, quien agregó que este factor puede ocasionar que agarren a más mujeres alcoholizadas en retenes.

Más educación, peor conducta

Tal como lo revela el estudio español de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, las mujeres con más educación tienden a consumir más alcohol. Para el eafteroffice (salir a beber tragos después del trabajo) se da en lugares tipo lounge, a los que acuden mujeres preparadas, tipo abogadas, que salen del bufete con sus amigas.

Generalmente la mujer no quiere que el hombre la mantenga ni pague, por lo que estos lugares se han convertido en los favoritos de muchas entre 25 a 35 años con el prototipo de ser soltera, sin hijo ni esposo y con buen puesto laboral y alto poder adquisitivo.

“Esto le da un aire de superioridad frente a los policías; ellas creen que están por encima de ellos”, señaló el especialista.

Aunque las féminas con este perfil son estudiadas, no quiere decir que están moralmente educadas: “Son chiquillas consentidas… que están acostumbradas a gritarle a la empleada”, destacó. El psicólogo apunta a que estos actos forman parte de la pérdida de valores.

El qué dirán

Este tipo de conductas sí crean cierta aprensión en la sociedad hacia esa persona, pero por un corto periodo. A nivel profesional no debe afectar, porque lo que se hace en el tiempo libre no debe repercutir en lo laboral, a menos de que la imagen del trabajo dependa de eso, es decir, que la oficina se vea vulnerada por la conducta reprochable.

Fuente: [panamerica.com.pa]

Contenido Relacionado

Related Topics