El Athletic quiere reescribir su historia europea en San Paolo

Los leones buscan volver a la fase de grupos de la Champions tras 16 años de sequía. El Nápoles de Higuaín intentará evitarlo. «Nos jugamos mucho», asegura el capitán Gurpegi

ibai-athletic-previa--644x362

Esta tarde el Athletic Club se juega en el partido de ida frente al Nápoles buena parte de sus opciones para obtener la clasificación para la fase de grupos de la Champions (20.45, TVE. Los leones quieren regresar a la competición tras 16 años de ausencia. Hay ganas de volver a soñar, de experimentar de nuevo esa sensación que impregnó en el equipo y en la afición en la temporada 1998-1999, última vez que los vascos lograron el pase tras derrotar al Dinamo de Tbilisi georginaoen la fase previa. Un gol de Etxeberría en el minuto 51 del encuentro decidió aquella eliminatoria en el antiguo estadio de San Mamés (ida: 2-1 vuelta: 1-0).

Al equipo encargado de conseguir tal hazaña no le faltaban mimbres.Luis Fernández era el director de orquesta e Ismael Urzaiz el tenor en el campo, encargado de silenciar a sus rivales con su potentes graves emitidos tras anotar cada gol. La compañía del mítico delantero era deliciosa: Aitor Larrazábal, Ferreira, Julen Guerero, Bittor Alkiza o Santiago Ezquerro, son algunos de los componentes que conformaban aquel once de dulces sueños. También estaba presenteJosé Urrutia, actual presidente de la entidad vasca que, en esta ocasión, jugará su partido desde la grada del San Paolo, con la mirada puesta en el césped y el corazón latiendo a ritmo de 12 de agosto de 1998.

El rival es, posiblemente, el más difícil de todos. Nadie quería enfrentarse al Nápoles de Benítez y de los viejos conocidos Callejón, Albiol e Higuaín, pero el caprichoso azar ha querido que así sea. Ahora ya no existe ni tiempo ni ganas para lamentarse. «No vamos a salir a especular, porque no sabemos jugar a ello», asegura el mediapunta Muniain en la previa del partido.

Los entrenadores de ambos equipos se muestran cautos. «El Athleticno tiene nada que perder, pero para nosotros es vital pasar la eliminatoria, por una cuestión de prestigio, economía e imagen», asegura Rafael Benítez. Aunque afirma que el partido será «intenso y táctico». Por su parte, Valverde cree que «Todo se decidirá por pequeños detalles. Tenemos mucha presión pero ellos también la tienen». Preguntado por el máximo peligro del equipo rival, se muestra contundente. «Habrá que tener mucho cuidado con Higuaín», aseguró en la rueda de prensa.

Durante estos años han cambiado muchas cosas. Los protagonistas son diferentes a antaño; Aduriz, Ibai, Laporte, Iturraspe tienen la oportunidad de reescribir la historia de nuevo, de crear un recuerdo contemporáneo que acompañe en la soledad de la memoria histórica a los héroes del pasado.

El primer encuentro se juega en terreno hostil, en San Paolo; el segundo, el 27 en el Nuevo San Mamés, que luce como la chica guapa del baile de graduación tras el final de las obras. Solo falta que el resultado acompañe como buen colchón para la vuelta. La clasificación podría convertirse en una de las mayores fiestas que se recuerdan en Bilbao. «Somos conscientes de que nos jugamos mucho. Nuestros aficionados quieren que les demos esta alegría y vamos a tratar de dársela», aseguró el capitán del equipo Gurpegi. Nadie quiere que San Mamés pase una mala noche habiéndose engalanado con el mejor de sus vestidos para la ocasión.

Fuente [Abc.es]

Contenido Relacionado

Related Topics