El desempleo entre los inmigrantes en Madrid cae al 13%, 15 puntos menos que en 2014

El porcentaje de paro entre la población inmigrante asentada en la Comunidad de Madrid ha caído hasta el 13 por ciento, 15 puntos menos que en 2014, según ha dado a conocer hoy el consejero de Políticas Sociales y Familia, Carlos Izquierdo, en la presentación de la Encuesta Regional de Inmigración.

20170207_105626

“El trabajo está creciendo y los jóvenes cada vez están más preparados. En Madrid, la tasa de actividad de la población inmigrante es la más alta de España y el empleo sigue siendo el principal objetivo del Gobierno de la Comunidad”, ha asegurado el consejero.

“Lejos de ser un problema, la inmigración es la solución a muchas cuestiones, especialmente referentes a la natalidad”, ha afirmado Izquierdo en la exposición de los resultados del estudio que realizó el Observatorio de Inmigración-Centro de Estudios y Datos de la Comunidad de Madrid.

Así, los resultados reflejan que más del 90 por ciento de los encuestados tiene uno o dos hijos, una circunstancia que, según Izquierdo, ha hecho que repunte levemente la tasa de natalidad de la Comunidad de Madrid.

Por nacionalidades, la tasa más baja de paro se da en ciudadanos procedentes de Paraguay, Colombia y Bolivia, mientras que liderando el número de desempleados aparecen los inmigrantes originarios de países subsaharianos y de Marruecos.

Además, el 88 por ciento de los encuestados trabaja por cuenta ajena, siendo la hostelería con un 26 por ciento y el pequeño comercio con un 19 por ciento los sectores que aportan más empleos.

“En 2014 lideraban la lista la construcción y el empleo de hogar, un cambio de tendencia que se explica por el aumento de turistas”, ha explicado Izquierdo.

En cuanto al nivel de formación, el 61 por ciento posee estudios de Bachillerato o Secundaria, el nueve por ciento universitarios y el 15 por ciento de enseñanzas profesionales.

En relación al éxito de las políticas de integración, el consejero ha destacado que el 61 por ciento de los encuestados piensa en establecerse definitivamente en la Comunidad de Madrid, un 14 por ciento más que en 2014, lo que refleja “la mejora de la situación económica”.

En este sentido, los resultados de la encuesta muestran que el 91 por ciento de los inmigrantes se encuentra “plenamente integrado” en la sociedad.

“Tenemos la fortuna de vivir en una región muy abierta, plural, cosmopolita, muy rica culturalmente y en valores y en la que todo el mundo es bienvenido. Ojalá esto se repita en el resto de Europa”, ha expuesto el consejero.

Tres de cada diez encuestados se trasladó a vivir a España entre 2001 y 2011, aunque el flujo varía según la nacionalidad por “la situación económica de cada país”, ha subrayado Izquierdo.

En 2016 poseía la nacionalidad española el 28 por ciento del total, cuatro puntos más que en 2014, lo que, según el consejero de Políticas Sociales, demuestra que la población inmigrante “se está integrando de forma paulatina en la sociedad madrileña”.

“En cuanto a los servicios sanitarios, un 92,5 por ciento posee tarjeta sanitaria, pero la tasa de uso de las facilidades es mucho más baja que la media entre la población nacional”, ha enfatizado el consejero.

“Uno de nuestros objetivos principales es prestar atención a las segundas generaciones para que se sientan integradas, no queremos que ocurra en Madrid lo que está pasando en otras capitales europeas”, ha recalcado Carlos Izquierdo.

La muestra la componen 3.007 encuestados entre 16 y 64 años, una selección en la que han tenido más peso los ciudadanos de las nacionalidades mayoritarias, y que ha dividido a los sujetos en seis zonas dentro de la región. EFE.

Contenido Relacionado