El narco "Doctor Drogas" se fuga de prisión en Turquía gracias a un falso fax - LeaNoticias.com

El narco “Doctor Drogas” se fuga de prisión en Turquía gracias a un falso fax

La suerte sonríe a los audaces, debió pensar el narcotraficante Dogan Alagöz mientras planeaba su fuga de la cárcel de Silivri, cerca de Estambul. No tenía mucho que perder: se había pasado más de veinte años en presidios de media Europa, y, condenado de nuevo en 2013 tras haber sido arrestado en posesión de un importante alijo de anfetaminas, todavía le quedaba otra década por cumplir.

De modo que decidió jugárselo todo a una carta. A principios de enero, uno de sus cómplices envió un fax al 10º Tribunal Penal de Estambul, falsificado para que pareciese una orden del Tribunal de Apelaciones ordenando su puesta en libertad. Al parecer, el funcionario que lo recibió hizo una comprobación rutinaria… llamando al número que aparecía en el propio fax, y que, naturalmente, era un teléfono habilitado por los narcos a tal efecto. Tras el chequeo, el funcionario lo notificó a las autoridades de la prisión, que pusieron en libertad a Alagöz ese mismo día.

narco-turco--644x362

La estratagema, de hecho, funcionó tan bien que las autoridades turcastardaron casi un mes en darse cuenta de su ausencia, y dos más hasta que el asunto ha salido a la luz pública. Todos los implicados en su puesta en libertad están ahora siendo investigados, para determinar si se trató de una verdadera negligencia, o si alguien fue sobornado para simularlo.

Especialista en drogas de diseño

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Alagöz, también conocido como el «Doctor Drogas» o «el Barón Sintético», es un veterano narcotraficante que ha pasado por las cárceles de Francia, Italia, Alemania y la propia Turquía por su implicación en operaciones de distribución de drogas de diseño. En 2010, fue detenido en Estambul durante una redada en un almacén convertido en laboratorio, donde fueron incautadas 47.000 pastillas, que suponían más de 100 kilos de estupefacientes.

En febrero de 2013, Alagöz fue sentenciado a 12 años y medio de cárcel por el mismo tribunal que acabaría poniéndole en libertad. El criminal se encuentra de nuevo en busca y captura por la policía turca. Y es probable que, desde su escondite, se esté riendo un rato.

Fuente [Abc.es]

Contenido Relacionado