El Papa Francisco invita a abandonar las estructuras caducas: “¡Son inútiles!”

Justo en el comienzo de un «curso» que debe incluir la reforma de la Curia vaticana, el Papa Francisco afirma que «la Iglesia nos pide a todos algunos cambios. Nos pide abandonar las estructuras caducas. ¡Son inútiles!». El Papa insistió en que «a las novedades, novedades. Al vino nuevo, odres nuevos. Y no tengáis miedo de cambiar las cosas según la ley del Evangelio».

papa-francisco-estructuras-caducas--644x362

En su homilía de la misa de las siete de la mañana en Casa Santa Marta, el Santo Padre comentó el pasaje evangélico del vino viejo y el vino nuevo subrayando que «el Evangelio es alegría y novedad. ¡El Evangelio es fiesta! Y sólo se puede vivir plenamente el Evangelio en un corazón gozoso, en un corazón renovado».

El Papa hizo notar el contraste entre la doctrina de los doctores de la Ley, que habían impuesto una multitud de pequeñas normas y la doctrina de Jesús «que lleva a Ley a su plenitud en el mandamiento del amor y en las Bienaventuranzas». Jesús reprende a los doctores por haber hecho al pueblo «esclavo de tantas pequeñas leyes, de tantas cosas menudas que no se podían hacer».

Renovación personal

En sus homilías y discursos, el Papa insiste siempre en la renovación personal, que considera la más importante, pero también habla de modo cada vez más claro de renovación de las estructuras de la Iglesia a todos los niveles.

La reforma del Vaticano la ha emprendido personalmente con la ayuda de un consejo internacional de ocho cardenales que completaron el reajuste de la parte económica y financiera de la Santa Sede la pasada primavera.

Ahora abordarán la estructura de gobierno y el reajuste de los departamentos a partir de su próxima reunión en el Vaticano, del 15 al 17 de septiembre, a la que seguirá otra del 9 al 11 de diciembre, que concluirá con la fiesta de la Virgen de Guadalupe, Patrona de Las Américas.

Fuente [Abc.es]

Contenido Relacionado