Embajador de Washington ante la UE: "Nos asusta el anonimato de los yihadistas occidentales" - LeaNoticias.com

Embajador de Washington ante la UE: “Nos asusta el anonimato de los yihadistas occidentales”

Invitado por la Fundación Aspen Institute España, el embajador de Estados Unidos ante la Unión Europea, Anthony Gardner, ha repasado en Madrid los desafíos políticos comunes que afrontan en estos momentos los dos grandes bloques occidentales.

Anthony L. Gardner ENTREVISTA foto Isabel Permuy ARCHDC

El embajador Anthony Gardner, durante la entrevista

—La última decapitación de un rehén norteamericano a manos del Estado Islámico ¿va a cambiar a su juicio la estrategia de Washington en Oriente Próximo?

—Creo que va a reforzar nuestra decisión de trabajar en conjunto con los gobiernos y las instituciones de la Unión Europea para derrotar a los yihadistas. Estamos intensificando nuestra cooperación en primer lugar para identificar a los europeos y norteamericanos que se han sumado en Siria e Irak a las fuerzas del Estado Islámico. Nos asusta el anonimato de esos ciudadanos occidentales y la posibilidad de que pueden retornar en cualquier momento a sus países de origen con fines terrroristas. Hasta la fecha hemos podido identificar a muy pocos para alertar a los servicios de seguridad de nuestras fronteras.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

—¿Tienen algún proyecto sobre la mesa?

—Estamos avanzando un plan para establecer un sistema común europeo-norteamericano para las listas de pasajeros. En el terreno de la lucha cibernética y la seguridad, por ejemplo, hay también varios proyectos muy avanzados.

—¿Encuentra el mismo nivel de colaboración europea respecto al plan de la Casa Blanca de llevar a cabo bombardeos contra el Estado Islámico?

—Es evidente que el nivel de respuesta de los países europeos es distinto, pero ese juicio no me corresponde a mí darlo. La colaboración entre Estados Unidos y la Unión Europea es en cambio absoluta cuando se trata de localizar los métodos por los que tantos centenares de yihadistas occidentales se suman a la guerra en Oriente Pròximo, y poder así neutralizarlos.

—Turquía ha sido, tradicionalmente, un aliado clave de EE.UU., pero ahora mantiene una actitud por lo menos ambigua en la lucha contra el EI. ¿Va a cambiar el pleno respaldo de Washington a la incorporación de Turquía a la Unión Europea?

—Estados Unidos siempre ha subrayado la importancia de Turquía como modelo para la región de su entorno, y también como aliado dentro de la OTAN. Pero la cuestión de su adhesión a la Unión Europea es completamente distinta. La UE tiene reglas muy estrictas y definidas para los candidatos —los llamados «criterios de Copenhague»—, y lo mejor que puede hacer Turquía es cumplirlos. La Unión Europea y los Estados Unidos comparten, es verdad, algunas preocupaciones sobre la evolución de algunas políticas de Ankara que no están del todo en la línea de esos criterios.

—¿Se ha reducido entonces el apoyo de Estados Unidos a la candidatura europea turca?

—Me limito a decir que hay ciertas inquietudes sobre determinadas políticas de Turquía, ya expresadas por los gobiernos europeos y por el de EE.UU., pero prefiero no entrar en detalle. Tienen que ver, como sabe, con el papel de la Justicia, con la democracia y con la sociedad civil.

—En la relación con Israel, sin embargo, Estados Unidos y la UE parecen volver a distanciarse. Suecia ha reconocido a Palestina y ha provocado un movimiento de debate interna en la Unión sobre ese tipo de decisiones unilaterales. ¿Cree que la medida sueca ha podido influir en alguna medida en el resurgimiento de los disturbios en Jerusalén?

—No me corresponde hablar de la decisión de Suecia ni del debate en otros países de la Unión Europea. Nuestra posición es que la solución de los «dos Estados» tiene que producirse en el marco de una negociación entre las dos partes. Creo que sería un error pensar que el malestar y los disturbios en Oriente Próximo están vinculados de modo significativo con la disputa. Hay muchos otros factores que también explican los conflictos de Irak, Siria, Libia y otros países de la región. En cualquier caso, debemos mantener la presión para que israelíes y palestinos negocien de buena fe.

Fuente [Abc.es]

Contenido Relacionado