En @TortasXpress está la más dulce tradición de PLC - LeaNoticias.com

En @TortasXpress está la más dulce tradición de PLC

La tarde se tornó deliciosa al llegar a la entrevista con la señora Graciela Canseco. El olor a tortas recién horneadas, a dulce, a frutas colmaba el lugar. Me recibió con el agite característico de quien no para en sus labores, y muy amablemente me invitó a pasar.

“Venezuela tiene un imán”, comenzó diciendo esta ecuatoriana que arribó a tierras venezolanas cuando recién salía del bachillerato. A los dieciséis años dejó su país natal para venirse al país libre de las novelas bonitas.

tortas_express_plc_5

Su hermana mayor, Yolanda, se convirtió en su representante. Graciela comenzó a estudiar para ser analista de computación, pero el amor tocó a su puerta. Rápidamente se casó y de esa unión que duró catorce años, nació su único hijo, Germán, a quien nombra constantemente mientras narra su historia para LeaNoticias.com.

Veintiséis años lleva en esta larga travesía que ya comienza a dar frutos. Las lágrimas en sus ojos son el sinónimo de una vida llena de tropiezos, de obstáculos que con mucha fe, esfuerzo, sacrificios y el apoyo de los cercanos, ha logrado superar.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

La no tan dulce independencia

El deseo de tener su propio techo se tradujo en el esfuerzo de conseguir recetas y hornear ponqué, para luego venderlos todos los días en su recorrido por el Paseo Colón. Su pequeño hijo la esperaba en casa, mientras ella se empeñaba en salir adelante por él y por lograr una vida estable. “Todo tiene su precio en la vida, para tener las cosas hay que sacrificar”, sentenció.

Decidida a quedarse en Venezuela, vendió una propiedad que tenía en Ecuador y compró su primer techo en este país. Las ventas de ponqué la ayudaron a invertir en el primer horno, en libros de recetas, en una batidora. Y así levantó la primera empresa.

“Hacia también yogurt y pan integral, pero me pidieron el local y tuve que cerrar”. Se acentuaron los tropiezos, negocios que duraron poco, y vino el divorcio. Poco tiempo después, Graciela se levantó entusiasta y comenzó una nueva vida.

tortas_express_plc_2

Una gran deuda le exigía trabajar sin descanso, y por “cosas de la vida pude recuperar este local en el año 2008”. “Muchas presiones fuertes y sacrificios, sin vida social y sin dedicarle tiempo suficiente al hijo, pero ya va llegando el momento de recoger los frutos”, comentaba con el alivio de quien ve al fin sus logros.

Oportunidades sabrosas

La experta en tortas frías, ganó una licitación en el año 1996 para elaborar doscientos cincuenta postres diarios para personal ejecutivo y obrero de la petrolera Pequiven. “Le gané a 5 panaderías”, comentó. Contrató un pastelero para que la enseñara a hacer tortas frías que era la que pedían.

Sin embargo, a pesar de tener una receta, decidió ir mejorándola hasta lograr la que actualmente utiliza. “Ni muy dulce, ni muy seca, adecuada para todo público”, recalcó. Utilizó la creatividad para, desde una base, darle más sabor y presencia. Ella pensaba en tortas para reyes, y por eso incorporó las frutas a la decoración.

Al terminar el contrato, le quedó la inversión en equipos de trabajo, por lo que aumentó su producción de tortas y las ventas abiertas al público. “Me gusta ganar lo justo para que todos tengan acceso al producto”, asegura mientras hace hincapié en que sus precios son accesibles y ha logrado clientes de todas partes.

Manos que baten, arman y decoran la vida

La ayuda a esta repostera, le ha llegado de diversas manos, de su esposo, con quien tiene 10 años, de su hijo, de sus familiares, de los organismos, de empresarios, de los amigos, de los bancos, ya hasta de sus empleados, a quienes se refiere con orgullo, “ellos han sido incondicionales”.

“Para mí el trabajador es lo más importante, yo les doy las tres comidas a mis trabajadores y cuando tengo gente que no es de aquí, les doy vivienda con todas las comodidades”. Habla de sus empleados como que fueran sus hijos, acotando que los impulsa a ahorrar para que se superen, para que obtengan logros y no se estanquen.

tortas_express_plc_1

“Mi personal me ha ayudado a salir de las dificultades y les estoy muy agradecida, por eso cuando me retire los ayudaré para que salgan adelante porque todos tenemos derecho a todo”. La empresaria de las tortas, nos contó que ha tenido trabajadores que han estado con ella por 6, 8 y hasta doce años.

“Para lograr un producto de calidad y accesible, hay que ser constante, perseverante y tratar muy bien a los empleados porque ellos son el motor de todo esto”.

Lista para recoger los frutos

Todos los días, Graciela se levanta a las 5 de la mañana para dejar todo en orden en su hogar. Luego, se va al local en el que pasa el resto del día, todos los días del año, desde muy temprano hasta muy tarde coordinando la elaboración de sus tortas frías. “Este trabajo tiene mucha presión”.

Graciela piensa retirarse el próximo año para dedicarse a viajar, a coleccionar momentos especiales junto a su familia. Considera que llegó la hora de disfrutar de su esfuerzo junto a su hijo y a su esposo. “Quiero dedicarle tiempo a mi hijo, a mi esposo, dedicarme tiempo a mi misma”.

tortas_express_plc_3

Con lágrimas en los ojos, habló con orgullo y nostalgia de lo mucho que su hijo ha sabido entender su entrega al trabajo, los sacrificios y agradece a Dios el hecho de que sea “un buen hijo”. Graciela aseguró que sin la tranquilidad de tener buenas personas en tu entorno no se puede evolucionar como persona ni como empresaria.

“¿Por qué voy a hacer castillos si no los voy a disfrutar? Tengo lo suficiente, ya quiero disfrutar. No necesito lujos, quiero vivir decentemente, con lo necesario y ya”. Esta mujer de cuarenta y cuatro años, se considera sensata y equilibrada, y lo confirma cuando asegura que el cuerpo se acaba y que las cosas materiales no son eternas.

“Hay que trabajar para hacer grande el país, para incentivar a los hijos”. Son las palabras sabias de una mujer luchadora a quien la vida le ha presentado dificultades, pero también le ha mostrado caminos para llegar a donde quiere llegar.

…¿Y las tortas?

Tortas Express está ubicado en la calle Ricaurte de Puerto La Cruz, paralelo a comercial Habibi, justo al lado de la ferretería Escorpio. El horario es de lunes a lunes, de 7:00a.m. a 10:00pm.

Aquí encontrarás tortas frías rectangulares, redondas o en forma de corazón. Los sabores varían entre Chocolate con decoración de fresas, Arequipe, Tres leche decorada con melocotones y fresas, torta de melocotón, Oreos, Bienmesabe, Café y Marquesa de caramelo. También conseguirá las famosas Bombas rellenas.

Si quieres llevar tu ración de alguna de estas tortas, puedes hacerlo por Bs. 20,00. Si quieres compartir con un grupo pequeño de aproximadamente doce personas, opta por la de un poco más de 1 kilo, a un costo de Bs. 120,00. Pero también puedes llevarte tortas más grandes.

Si quieres hacer tus pedidos, puedes acercarte al lugar, llamar por los teléfono: 0414-1990991, 0416-5825022, o por twitter: @TortasXpress .

[Por @Liamir]

tortas_express_plc_4

Contenido Relacionado