España cierra investigación por torturas en Guantánamo - LeaNoticias.com

España cierra investigación por torturas en Guantánamo

Un juez español cerró este viernes la investigación por supuestas torturas a cuatro expresos en la base estadounidense de Guantánamo en Cuba, afirmando que tras la reforma que limita la justicia universal ya no es competente.

España cierra investigación por torturas en Guantánamo

El magistrado de la Audiencia Nacional (principal instancia penal española), José de la Mata, considera que tras la interpretación restrictiva de la reforma de la ley de justicia universal por parte del Tribunal Supremo español, “no concurren en este momento las condiciones de conexión relevantes” para que la justicia española se haga cargo del caso, reseñó AFP.

El caso se dirigía contra “todos los responsables como autores materiales o intelectuales” de esos delitos de torturas, así como los que supuestamente diseñaron y pusieron en marcha el plan de Guantánamo, por lo que estaban citados en este caso el expresidente George W. Bush y otros altos funcionarios estadounidenses.

El juez, en un auto hecho público este viernes, recuerda que, aunque las víctimas tenían la nacionalidad española en el momento de los hechos, no era el caso de los demandados.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

“No concurre el presupuesto de que el procedimiento se dirija contra un español o extranjero habitualmente residente en España o contra un extranjero que se encontrara en España y se hubiere negado su extradición”, afirmó el magistrado en su auto.

El juez de la Mata sigue la interpretación hecha por el Tribunal Supremo en un caso por genocidio en el Tíbet, en el que se había denunciado a varios altos dirigentes chinos. El Alto Tribunal archivó esta denuncia al considerar que el procedimiento se dirigía contra personas que no son españolas, ni residían habitualmente en España.

Por ello, en esta situación, el magistrado considera que se debe archivar la causa, al menos, “hasta que pueda encontrarse en España cualquiera de las personas extranjeras contra las que se dirige el procedimiento”.

El caso cerrado este viernes comenzó en 2009 cuando el entonces juez Baltasar Garzón decidió investigar la denuncia de Lahcen Ikassrien, un marroquí afincado en España, que aseguró haber sido torturado durante el tiempo que estuvo preso en Guantánamo.

Posteriormente, se unieron al expediente los casos de otros tres detenidos, el español Hamed Abderramán Ahmed, el palestino Jamil Adullatif El Banna y el libio Omar Deghayes.

Fuente: [AFP]

Contenido Relacionado