España perderá dos tercios de los ingresos por turismo

España perderá dos tercios de los ingresos por turismo tras nueve años seguidos de récords

España viene de una racha histórica de boom del turismo que ha dejado más de un lustro de máximos históricos en llegadas de viajeros extranjeros y, lo que es más importante (mucho más), casi una década de récords de ingresos por turismo. La economía española acumula nueve años consecutivos en que lo que gastan los visitantes internacionales durante su estancia marca máximos. Este año no sólo se romperá la tendencia, es que el sector sufrirá una auténtica debacle en el que se había erigido en un auténtico escudo anticrisis. Así lo reseña ElIndependiente.com:

 harbour with yachts in Alicante

El sector turístico lleva totalmente paralizado desde hace tres meses por la pandemia de Covid-19 y las restricciones a la movilidad por el estado de alarma, y las fronteras no se reabrirán al turismo internacional hasta el 1 de julio. Habrá turismo internacional en la segunda mitad del año, pero muy a medio gas, muy lejos de los niveles precrisis, sobre todo en el caso de la demanda de los turistas extranjeros.

El sector augura un desplome de los ingresos que genera los visitantes internacionales, que a efectos contables tienen en la economía española un efecto similar a las divisas ingresadas por las exportaciones. Tanto como para fulminar casi dos tercios de los ingresos registrados el año pasado.

Exceltur, un lobby que agrupa a los grandes grupos del sector turístico español (Meliá, NH, Globalia, Iberia, Riu, Renfe…), calcula que durante el conjunto del año los ingresos por turismo exterior de la economía española se hundirán en 43.975 millones de euros en relación a los registros de 2019. Las estimaciones de la organización empresarial apuntan a que España ingresará este año apenas 27.225 millones de euros, lo que supone una caída del 62%.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

España registró el año pasado su noveno año consecutivo de récord de ingresos por turismo, alcanzando los 71.200 millones de euros, un 3,2% más que en el año anterior, según los registros de la balanza de pagos que elabora el Banco de España.

Los ingresos reales por turismo son los que efectivamente revierten en la economía de España, los gastos que los visitantes extranjeros efectúan durante su estancia en el país. Los ingresos por turismo son medidos a efectos contables en la balanza de pagos como exportaciones del país, lo que de facto ha colado al turismo durante más de una década como uno de mayores sectores exportadores nacionales. Hasta ahora que la epidemia de Covid-19 da un giro completo a la tendencia.

La balanza de pagos del Banco de España muestra que en 2011 el volumen de ingresos alcanzó los 43.000 millones y desde entonces no ha dejado de crecer y se había elevado esa cifra en casi 30.000 millones extra desde entonces (en torno a un 66% más en nueve años). Se ingresaron 42.300 millones en 2012, casi 47.200 millones en 2013, 49.000 millones en 2014, 50.900 millones en 2015, 54.500 millones en 2016, casi 60.200 millones en 2017, 69.000 millones en 2018 y hasta los 71.200 millones del año pasado.

Una debacle de 83.000 millones para el PIB

El sector turístico se prepara para la reactivación inminente del negocio tras los meses de paralización total por la epidemia. Los planes del Gobierno pasan por reabrir los viajes entre provincias de los turistas españoles el 22 de junio y permitir la llegada de turistas extranjeros a principios de julio con el fin de la cuarentena forzosa.

Aunque el turismo podrá salvar parte de la temporada alta, las grandes empresas del sector no mejoran sustancialmente sus previsiones y auguran que el impacto este año seguirá siendo milmillonario. Las estimaciones de Exceltur anticipan que las pérdidas en la actividad serán de 83.134 millones de euros en el conjunto de 2020, un 54% por debajo de los niveles del año pasado.

Con la nueva estimación revisada, el turismo concentraría el 57% de la caída del 11,6% del PIB de toda la economía española, estimado a su vez en junio de 2020 por el Banco de España en su último escenario de recuperación gradual. Tras los anuncios de la reactivación de los viajes entre finales de junio y principios de julio, Exceltur ha mejorado apenas un 10% su anterior previsión, que calculaba que el golpe para el sector sería de 92.600 millones de euros en todo el año.

La caída de 28.000 millones de actividad turística en el tercer trimestre de verano y el descenso de 12.000 millones en cuarto trimestre, representa casi duplicar la  caída total de de más de 43.000 millones que ya registra el sector hasta junio y supondrá que habrá al final del año un millón de empleos afectados (entre parados y trabajadores acogidos a los ERTE).

[Fuente: ElIndependiente.com]

Contenido Relacionado