Este es el hotel más antiguo de España, fundado en 1610

La Posada del Peine fue fundada en Madrid en 1610, en la antigua calle del Vicario Viejo, hoy Marqués Viudo de Pontejos. El primer propietario fue Juan Posada, quien abrió sus puertas al público en dicho año. El nombre del hotel viene porque en sus habitaciones se contaba con un peine atado a una cuerda, para impedir que los viajeros se lo llevaran. Así lo reseña ElEconomista.es con un trabajo periodístico de Esther Porta:

hotel-posada-del-peine-españa-1

Este servicio adicional a sus clientes le distinguía de los demás establecimientos hoteles y fue el primer ameniti. “Por ello adoptó el peine como símbolo diferencial, incluyéndolo en pomos y emblemas del hotel”, explican desde Petit Palace, actual gestora del establecimiento.

En 1796 el hotel dejó de ser propiedad de la familia Posada para pertenecer a Francisco Álvarez Acevedo que se encargó de la ampliación del hotel. Mediante una licencia que permitía edificar una nueva planta en las dos fachas del edificio, las que miran hacia Pontejos y San Cristóbal. Alrededor de 1800 se ampliaron sus instalaciones con la construcción de una casa contigua a la calle Postas que permitió en 1863 mejorar el estado estructural de la posada y aumentó la altura del edificio.

En 1891, de nuevo se solicitó una licencia para construir un edificio más moderno, en esta ocasión el situado en la calle Postas, 17. Con esta ampliación el hotel contaba con 150 habitaciones, las mejores con vistas a la calle. En 1892 el edificio fue coronado con un templete con objeto de colocar un reloj como conmemoración del IV Centenario del Descubrimiento de América. El hotel se mantuvo abierto desde 1610 hasta alrededor de 1970, época en la que cerró sus puertas hasta que en el 2005 se convirtió en un Petit Palace de 4 estrellas. Petit Palace realizó un proyecto de rehabilitación integral de sus instalaciones, las cuales han incluido, entre otras mejoras, la restauración completa de sus fachadas, manteniendo la misma decoración urbana del Madrid más castizo. “Actualmente cuenta con 67 modernas habitaciones adaptadas a las necesidades reales de los turistas”.

hotel-posada-del-peine-españa-2

Desayunar en una antigua cava

De la antigua Posada del Peine se conserva la fachada del edificio, su escalera, muchas de sus columnas, vidrieras y acabados internos en varias áreas del hotel. Además el desayuno se sirve diariamente en una antigua cava, en la planta -1. “El hotel conserva todo su carácter arquitectónico y también nos gusta tener a disposición de todos los huéspedes la historia del hotel porque creemos que es importante recordar su pasado”.

No hay que olvidar que entre las paredes del hotel se alojaron, entre otros, la viuda de Gustavo Adolfo Bécquer, Casta Esteban o el pintor José Gutiérrez Solana. El edificio fue además objeto del discurso de ingreso en la Academia de la Lengua de Camilo José Cela.

LeaNoticias.com

Contenido Relacionado