Estrés navideño aumenta, pero sólo está afectando a las mujeres - LeaNoticias.com

Estrés navideño aumenta, pero sólo está afectando a las mujeres

Con la llegada de la Navidad se suceden los compromisos, como las comidas familiares, los encuentros con los amigos que están fuera, las fiestas de fin de año o la compra de regalos. Aunque estas tradiciones se asocian comúnmente a un tiempo de alegría, paz y armonía, el estrés navideño se generaliza cada vez más, aumentando incluso los ingresos por problemas mentales, según un estudio de la Universidad de Duke. Sin embargo, no todo el mundo lo vive de la misma forma.

2012121944regalos-navidad-int

La peor parte se la llevan las mujeres, ya que suelen soportar casi todo el peso de los preparativos, dedicándoles la mayor parte de su tiempo. Acertar en los regalos, en la comida, calmar los conflictos familiares y, en definitiva, estar pendientes de que ningún detalle se pase por alto acaba convirtiendo estas fechas en los días más estresantes del año para el 42% de las mujeres, según los datos aportados por un reciente estudio británico. De hecho, las noches del año en las que más cuesta conciliar el sueño a una de cada dos mujeres coinciden con la semana previa a la cena de Nochebuena.

Un esfuerzo poco valorado

La misma investigación, realizada por Travelodge, dice que una de cada dos mujeres no confiaría los preparativos navideños en sus parejas, a pesar de que una tercera parte de los hombres piensa que lo harían mejor si ellos fuesen los encargados. Unas pretensiones que se deben, según el 85% de las mujeres consultadas, a que “los hombres no saben cuánto tiempo y esfuerzo conlleva preparar una Navidad para que sea lo más perfecta posible”.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Todos estos esfuerzos no siempre reciben la recompensa o el agradecimiento que se merecen. Es más, una de cada cinco mujeres que sufre estrés navideño reconoce que se debe al miedo a las críticas si algo sale mal. La planificación de las comidas o la posibilidad de que los niños o la pareja las avergüencen en público son otras de sus mayores preocupaciones.

Los psicólogos que han participado en la investigación recomiendan reducir las expectativas generadas en torno a las fiestas navideñas para evitar verse sobrepasados por el estrés. Tomarse las tareas con la mayor calma posible, dormir las horas suficientes, echar una siesta si se sale de noche o reversar un hueco en la agenda para dedicarlo a uno mismo son algunas de las recomendaciones a seguir. Otro de los consejos más repetidos es que se adelanten los preparativos de todo aquello que sea posible y no dejar todo para el último momento.

Mantener los patrones de sueño

Se calcula que durante los días comprendidos entre la Nochebuena y el Año Nuevo se duerme una media de 21 horas menos. Tanto es así que casi un 45% de la población apenas alcanzará a dormir cinco horas al día, cuando se recomienda descansar alrededor de ocho horas. La falta de sueño durante estos días afecta por igual a mayores y pequeños, ya sea por el incremento de las salidas nocturnas, los nervios por abrir los regalos a primera hora de la mañana o por la necesidad de madrugar para realizar los preparativos necesarios.

En este caso se recomienda que las semanas previas a la Navidad se mantenga un mismo patrón de sueño, acostándose y levantándose a la misma. De lo contrario, será más probable sufrir insomnio, lo que puede llegar a ser muy peligroso debido a los habituales desplazamientos por carretera que se realizan en estas fechas. Además, el estrés y la tensión suelen estar asociados a las dificultades para dormir, por lo que es importante descansar lo suficiente para que la salud psíquica no se resienta tanto durante estas fechas.

[Fuente]

Contenido Relacionado

Related Topics