Fumar durante el embarazo también afecta el crecimiento de nietos y bisnietos - LeaNoticias.com

Fumar durante el embarazo también afecta el crecimiento de nietos y bisnietos

Ver a una mujer fumar durante el embarazo o hasta beber alcohol, era completamente normal unos 60 años atrás. Hoy sabemos que ambas cosas están contraindicadas. Fumar mientras se espera un bebé no sólo afecta al niño por nacer, sino que también daña las siguiente generaciones, tal como lo demostró una investigación realizada en Gran Bretaña. Veamos de qué se trata.

Fumar-durante-el-embarazo-tambien-afecta-el-crecimiento-de-nietos-y-bisnietos

Fumar en el embarazo y sus efectos sobre el crecimiento

Una mujer que consume cigarrillos mientras espera un bebé, sabe que le puede hacer daño. Entre las posibles consecuencias está el bajo peso al nacer y las fallas en el crecimiento. Si bien se pensaba que esto afectaba exclusivamente al niño, nuevos estudios afirman que los efectos van aún más lejos.
Un grupo de investigadores de la Universidad de Bristol, Inglaterra, descubrieron que los efectos del cigarrillo durante el embarazo traspasan a otra generación, dañando también a sus nietos. En algunos casos, el daño puede transmitirse incluso a los bisnietos, por más que las hijas no sean fumadoras.

La magnitud del efecto del cigarrillo en las siguientes generaciones dependería de una serie de factores, que van desde el sexo del niño hasta si la abuela materna o paterna también consumieron cigarrillos en su embarazo.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Si bien ya se había comprobado que problemas de alimentación de abuelos, especialmente en épocas de hambruna, podían afectar a varias generaciones, es la primera vez que se estudian las consecuencias del consumo de tabaco en diferentes miembros de una misma familia.

Las consecuencias generacionales de fumar en el embarazo

En el estudio, en que participaron niños entre 7 y 17 años, se quiso saber cómo el tabaquismo de sus madres y abuelas les afectó considerablemente, pese al paso del tiempo. Los investigadores dividieron a los chicos en cuatro grupos, según su abuela paterna o materna fumaron en el embarazo, añadiendo también la variable de si su madre consumió cigarrillos durante el periodo de gestación.

Si la abuela materna fumó, pero su madre no, las niñas no presentaban efectos en su crecimiento, pero los varones eran más altos al nacer, lo que continuaba en los años siguientes.

Esto se explicaría a que, al ser hija de fumadora, el cuerpo de la madre estimulaba al feto a crecer más rápido para evitar los efectos. Si abuela materna y madre fumaron, las niñas tenían una talla y BMI inferiores a lo normal, pero los niños no mostraban diferencias notables.

En el caso de abuelas paternas fumadoras, niños y niñas tenían una mayor talla si es que la madre no fumó. Si abuela paterna y madre fumaron durante el embarazo, los efectos más importante estaban en los varones, con una circunferencia de cabeza menor y coeficiente intelectual disminuido.

Si bien hay una hipótesis sobre el efecto que una abuela fumadora tiene sobre sus nietos, los científicos no encuentran explicación en el caso de la abuela paterna. Tampoco está claro porque niñas o niños experimentan consecuencias y no ambos sexos.

En todo caso algo queda claro: fumar durante el embarazo no sólo puede afectar a tu hijo, sino que a las generaciones que siguen y probablemente pronto conozcamos hallazgos que van mucho más allá de la talla.

Fuente [Batanga.com]

Contenido Relacionado