Funcionamiento de clínicas en Anzoátegui está en vilo - LeaNoticias.com

Funcionamiento de clínicas en Anzoátegui está en vilo

Un grito de auxilio lo están dando los centros de salud privados de la zona norte de Anzoátegui, ante una serie de factores del entorno que están amenazando gravemente su viabilidad financiera y, por tanto, su operatividad. Es una situación muy delicada, tomando en cuenta que las clínicas privadas -en su misión de salvaguardar la vida de los venezolanos apostando por la salud integral y la calidad de atención médico asistencial-, juegan un papel fundamental en nuestra sociedad, donde es bien conocida la crisis hospitalaria.

hospital-clinicas

En la zona metropolitana del estado Anzoátegui, un grupo de clínicas que integran la Asociación Venezolana de Clínicas y Hospitales (AVCH) deja saber su preocupación y expone su problemática. Afirman que además del impacto que sufren por los procesos de devaluación de los últimos años, la inflación y el marco legal que incide directamente en su funcionamiento, como la Ley Orgánica del Trabajo y la implementación de nuevas jornadas laborales, deben enfrentar otros serios problemas.

“Entre ellos se encuentran la falta de reconocimiento de las tarifas justas por empresas del Estado, el retraso en los pagos, que en ocasiones significa el transcurso de 120 días y más, lo cual nos deja en situación difícil, pues cuando entra el dinero, ya ha perdido su valor”, señaló el médico internista Erazo Lozada, directivo de Ceaca y representante del grupo de clínicas afectadas.

Respecto a Cantv -que incluso ha desconocido su morosidad-, ya la problemática ha sido expuesta por los mismos trabajadores, a través de sus dirigentes sindicales, quienes han referido que la suma está por el orden de los BsF. 10 millones. Están alarmados, se han reunido con representantes de las clínicas y exigen a su patrono una solución que les permita ser atendidos en los casos electivos.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Por parte de las clínicas se supo que solamente en las más grandes de la zona norte (Meditotal, Centro Médico Total, Centro Médico Zambrano, Centro de Especialidades Anzoátegui y Centro Clínico Santa Ana), el monto que adeuda la compañía telefónica es de Bs.F 6 millones 600 mil, y ante la falta de respuesta se han visto en la necesidad de atender sólo estrictas emergencias de los usuarios de la CANTV, en algunas de ellas desde 2011 y otras más recientemente.

Otro aspecto de suma importancia en la situación deficitaria de las clínicas de esta región de Anzoátegui son las tarifas establecidas para Pdvsa, que impuso un baremo que no ha sido actualizado desde el año 2011 (con montos ya deficitarios para el momento), “es decir, que tenemos dos años con los mismos precios, sin la posibilidad de llegar a una negociación para aplicar ajustes por inflación y demás variables económicas”.

El médico explicó que ello resulta contundente para los centros asistenciales en esta región especialmente, “debido a que un 40% de nuestros usuarios son de Pdvsa y todas sus filiales, una población que ha aumentado significativamente, por el incremento de su nómina. Y tenemos que destacar que nos debemos a toda la comunidad, no a la población de una empresa o sector en particular”.

“Asimismo, no podemos ignorar la alta inflación, varias devaluaciones, cambio en el entorno laboral que impacta fuertemente a nuestras empresas de servicio continuo, que trabajan 24 horas por 7 días a la semana, los 365 días al año”, dijo el doctor Lozada.

¨El sector de las clínicas privadas en el Oriente del país está advirtiendo que no puede más; en muchas de ellas la rentabilidad del año 2012 fue cero (0)¨, añadió otro de los directivos.

En base a todo lo antes expuesto afirman que se “ha hecho totalmente insostenible seguir prestando nuestros servicios de esta manera”. Dicen que si el gobierno ha ajustado los precios de productos alimenticios y de otro tipo en al menos 20%, cómo no va a reconocer o revisar las tarifas en los servicios de salud, donde se sufren altos impactos inflacionarios, y más en los últimos dos años. “Ninguna empresa de ningún ramo de la economía nacional puede soportar seguir trabajando en 2013 con precios de 2011”.

Insisten en que se trata de un problema de salud y, más aún, de un problema económico que debe entenderse en su justa dimensión y atacar las causas, a fin de acabar con un círculo vicioso que afecta a todos los pacientes por igual, quienes merecen una atención digna, inmediata, segura y oportuna. Todo el que puede acude a una clínica ante una emergencia, pero si ya no pudieran funcionar, ¿a dónde acudiríamos?

Contenido Relacionado