Guanipa: “El Metro debió ser la reivindicación de toda Sabaneta” - Lea Noticias

Guanipa: “El Metro debió ser la reivindicación de toda Sabaneta”

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España, ofertas de empleo y más ¡Es gratis!

“Promesas van, promesas vienen y su cumplimiento se demora en llegar. Esa es historia de nunca acabar del Metro de Maracaibo”. Vecinos de sector Buenos Aires I, del barrio San Pedro en Sabaneta, esperan por la culminación del embaulado de una cañada que pasa por el centro de la comunidad y la solución al desbordamiento de las bocas de visita que por allí pasan.

P1350872

Juan Pablo Guanipa, coordinador de Primero Justicia Zulia, aseguró que ante tantas obras comunitarias de la cual es responsable el Metro de Maracaibo, debería existir un cronograma de ejecución. “No se puede afectar tanto a una comunidad haciéndola esperar años para solucionarle un problema que ha causado o profundizado la presencia del Metro en Sabaneta”.

Aseguró que una obra tan grande para la ciudad debe generar progreso y bienestar a los usuarios y a los vecinos de la construcción. “El Metro debió ser la reivindicación de toda Sabaneta. Debió ser el elemento arquitectónico que valorizara las casas, los negocios; pero que además solucionara parte del caos vehicular que vivimos en Maracaibo. Pero al parecer poco de esto se ha logrado”.

Proceso

Mariela Reyes, líder comunitaria que ha estado al frente de las negociaciones con El metro, contó que la cañada se ha convertido en el depósito de aguas negras de la comunidad, agravando las enfermedades de los niños y adultos de la zona. Detalló que la primera vez que enviaron un comunicado por escrito solicitando celeridad en las obras de la cañada fue en agosto de 2011, para esa fecha el embaulamiento ya tenía un año de retraso.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España, ofertas de empleo y más

“Siempre nos reunimos con los funcionarios que atienen a las comunidades en las oficinas de El Varillar. Lo hicimos en 2011, 2012 y 2013. Nos llenaban de esperanzas, pero nada que empezaban las obras, ahora intentamos ir de nuevo y esa oficina está cerrada y tenemos que ir a las oficinas principales. Esto es demasiado desgaste para una comunidad que antes no tenía problemas y ahora sí producto de la construcción”.

Yasmeri González, vecina del sector, comentó que su casa tiene quebrada las paredes luego que El metro metiera unas maquinarias por su patio. “Ellos me pidieron permiso para poder trabajar en mi patio y yo se los di. No sabía que me iban a dejar la casa a punto de caerse. Ellos reconocen el daño y se comprometen a solucionar, pero la verdad es que no cumplen. En esto estoy desde 2008. Siempre hacemos minutas con compromisos y al fin y al cabo no hacen nada”.

Risbel Valera, conductora de transporte escolar y vecina de la comunidad, aseguró que luego de las labores del Metro las calles de la comunidad están intransitables y por eso no entra el aseo a recoger la basura. “Nos invadieron las ratas y hay basura por todos lados. Ahora como no pasan casi carros, la gente aprovecha esta soledad para tirar animales muertos o hacer cosas mal hechas. Ahora todo es fácil para que nos atraquen y gracias a la vialidad y a la falta de alumbrado esto es una guillotina”.

P1350867

[Fuente: Prensa Juan Pablo Guanipa]

Deje un comentario