Hong Kong es el refugio del filtrador que puso en evidencia a la CIA

Edward Snowden, el ex empleado de la CIA que ha puesto en evidencia las técnicas de espionaje masivo de las agencias de inteligencia americanas en Internet, vive desde hace tres semanas en un hotel de Hong Kong. La ciudad china, hasta hace unos años colonia británica, se ha convertido en su refugio, pero, ¿podrá escapar aquí de las ‘garras’ de la Justicia estadounidense?. Snowden ha dejado de ser la ‘garganta profunda’ para dar la cara y presentarse oficialmente como un ‘filtrador’ con nombre y apellidos que no se esconde porque “no ha hecho nada malo” y no quiere “en una sociedad donde se hace este tipo de cosas”.

1370833847_0

“Creo que el gobierno de Hong Kong es independiente en su relación con otros Ejecutivos occidentales”, predice Snowden desde su hotel, que recuerda que las restricciones a la libertad de expresión en China no se dan en Hong Kong. Según reseña Elmundo.es

Mientras tanto, la maquinaria para depurar las responsabilidades por esta filtración ya se ha puesto en marcha. La NSA -desde donde se pilotaba la vigilancia de la Red- ya está recabando las pruebas para demostrar la filtración y el Departamento de Justicia ha confirmado que está iniciando el proceso para abrir una investigación a fondo sobre este caso.

Cualquier intento de procesar a Snowden tendría que estar sustentado en la ley de espionaje, que data de 1917. Es el mismo texto legal que EEUU ha usado para procesar al soldado Bradley Manning. El filtrador de Wikileaks se enfrenta precisamente ahora a un macrojuicio que decidirá su condena.

EEUU y Hong Kong sí que tienen un acuerdo bilateral en materia de extradiciones. Esta normativa entró en vigor en 1998 y permite a las autoridades locales retener durante 60 días a Snowden a petición de Washington mientras se tramita una solicitud de extradición formal. En cualquier caso, la vuelta a casa forzada de Snowden tendría que contar también con el visto bueno de las autoridades chinas.

Algunos abogados expertos en extradiciones aseguran que sería un reto para Snowden eludir la extradición si EEUU decide procesarlo. “No van a poner en peligro su relación con los EEUU por él”, avanza el letrado neoyorquino Robert Anello que recuerda además que se trata de un ciudadano americano “huyendo” de su país: “No lo tiene fácil”, sentencia.

Snowden no sería el primero en ser entregado a la justicia estadounidense. Se han dado otros casos de extradiciones desde Hong Kong por contrabando o tráfico de información privilegiada. Douglas McNabb, otro abogado estadounidense experto en la materia, se ha mostrado sorprendido por la elección de destino de Snowden. “No será un caso difícil”, dice sobre su posible extradición. Probablemente, sus opciones de defensa pasan por convertirse en una suerte de Julian Assange: “Debería diseñar su defensa para enfocarlo como un caso político”. Sólo de esta manera conseguiría ‘escapar’, el tratado bilateral recoge precisamente una excepción por casos de persecución política.

Aquí les dejamos el video con las declaraciones del filtrador:

Contenido Relacionado