Inauguran en Costa Rica laboratorio de rayos gamma

El estatal Instituto Tecnológico de Costa Rica (TEC), con el apoyo del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), inauguró hoy en el país centroamericano un laboratorio de rayos gamma que servirá para desarrollar investigaciones biomédicas, agrícolas y vegetales.

rayos-gamma-costa-rica

El laboratorio, ubicado en la ciudad de Cartago, a unos 20 kilómetros al este de San José, fue inaugurado por el director general del OIEA, el japonés Yukiya Amano, a quien acompañó el director para América Latina y el Caribe del organismo, Luis Longoria.

El principal componente de este laboratorio es el irradiador autoblindado, único en el país, que fue adquirido con fondos del TEC y el OIEA.

Este equipo será utilizado para la investigación en la esterilización de dispositivos médicos y hospitalarios, en la inducción de mutaciones en especies vegetales para hacerlas más resistentes y en la modificación de propiedades de nuevos materiales, entre muchas otras aplicaciones.

“Valoramos mucho nuestra cooperación con Costa Rica y esperamos fortalecerla en los próximos años”, dijo Amano en el acto oficial y destacó que 130 científicos costarricenses se han beneficiado de becas o visitas científicas a las aplicaciones de los laboratorios nucleares del OIEA en Viena.

El japonés subrayó que Costa Rica es capaz de albergar nuevas áreas de investigación biomédica, de biomateriales y de aplicación en la agricultura así como de alimentación con este irradiador.

“La OIEA fortalece así las capacidades entre los estados miembros para usar tecnología nuclear de manera segura y con fines benéficos para toda la población”, expresó.
La emisión controlada de rayos gamma de alta intensidad se utiliza para diversos fines, como reducir la cantidad de bacterias y hongos en materiales y alimentos, con el fin de alargar su vida útil.

Esta tecnología también se utiliza para la creación de nuevas variedades vegetales, el mejoramiento de cultivos como algodón, trigo, maní, maíz, arroz, árboles frutales, palma aceitera, piña y papa.

En el área médica, los rayos gamma sirven, por ejemplo, para radioesterilizar tejidos cadavéricos como piel, huesos o válvulas cardiacas con el fin de tratar enfermedades crónicas o accidentes.

También en el campo cultural se puede aplicar la radiación para evitar el deterioro por microorganismos de manuscritos antiguos de gran valor histórico. EFE.

Contenido Relacionado

Related Topics