Juan Pablo Guanipa continúa recorriendo el estado Zulia - LeaNoticias.com

Juan Pablo Guanipa continúa recorriendo el estado Zulia

Habitantes y comerciantes de la avenida 71 que atraviesa los sectores Casa Blanca, Bicentenario, Caño Amarillo, El Tropezón y El Taparo de Bachaquero, aseguran que desde que la revolución tomó el mando del municipio Valmore Rodríguez han visto desmejorar su calidad de vida.

juan pablo guanipa

Juan Pablo Guanipa, coordinador regional de Primero Justicia en el Zulia, se acercó a estas comunidades para conocer sus realidades y aseguró que el Gobierno nacional no trabaja en función de mejorar la calidad de vida de todos los venezolanos sino de quienes ellos decidan.

“Es importante que un gobierno siempre vele porque cada sector tenga sus servicios públicos. Quienes antes eran afectos a este gobierno en Bachaquero apuestan por un cambio para el municipio. Los Valmorenses están desilusionados porque Bachaquero va para atrás. Aquí no se generan empleos; los pocos que hay son negados a muchos de sus habitantes por no compartir un ideal político. Ese no es el país que los venezolanos anhelan”.

Los vecinos de la calle 71 manifiestan haber solicitado, infructuosamente, asfaltado, gasificación, cloacas, drenaje, aceras y mayor seguridad en la zona en numerosas oportunidades al gobierno municipal. Dulce de Lugo,  expresó  que “las calles no sirven y están a oscuras; tenemos tiempo pidiendo alumbrado público y nada. El consejo comunal existe pero no funciona y en el sector no han hecho ni una casa”.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Por su parte, Wilmer Chirinos indicó que en el municipio los problemas se incrementan al no existir oportunidades de empleo para todos. “Hay problemas con el sistema de salud y educativo. Los consejos comunales no aparecen cuando se necesitan y aquí para trabajar en contratistas debes inscribirte en el PSUV. Donde busques trabajo no te dan si eres opositor”.

La inseguridad en Bachaquero también es una constante. Darío Martínez, habitante de la comunidad Casa Blanca, dijo sentirse acosado por la delincuencia nocturna. “La policía regional y la Guardia Nacional no velan por la seguridad de los sectores. Como vecinos nos organizamos pero no hayamos a quien recurrir. Desde que se eliminó la policía municipal se generó toda esta inseguridad. En la zona hasta carros se han robado”.

Martínez reveló que optará por buscar “el cambio que el municipio merece” en las venideras elecciones del 8 de diciembre. “Voy a votar por todos los que sean contrarios a este gobierno porque quiero a mi municipio y no merecemos esto. La situación política se ha escapado de las manos porque hasta cuándo vamos al mercalito y no nos venden porque somos opositores”.

Gregory Fernández, habitante de los campos residenciales petroleros afirmó que allí hacen parecer que no hay problemas y es todo lo contrario. “En mi zona residencial la inseguridad y los problemas con los servicios públicos son evidencia de una mala gestión nacional. Hay sectores en el campo Rafael Urdaneta donde ni siquiera hay cloacas y no se cuenta con gasificación. Parece que en cinco años no hubiese pasado ningún gobierno por aquí”.

Johana Jiménez, habitante del barrio Bicentenario, cambió de posición política tras la desilusión de promesas incumplidas y mal trato. “Durante 14 años siendo chavista tuve malas atenciones por eso ahora soy opositora. Estoy buscando un cambio; aquí sólo tenemos agua.  Mi barrio nunca ha sido tomado en cuenta para colocar los servicios públicos. Y no me puedo sentar en el frente de mi casa tranquila por miedo a que nos pique un mapanare”.

Ante la desidia en la que viven los habitantes de Bachaquero, el candidato a concejal por la parroquia Rafael Urdaneta, Franklin Medina, manifestó que en tantos años el Gobierno nacional no se ha preocupado por mejorar el municipio Valmore Rodríguez y ha engavetado proyectos que posibilitarían mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

“El actual Gobierno no ha podido  en tantos años dar respuesta a esta comunidad. El proyecto La Olla del Aserradero, que comprende proyectos de colectores se engavetó. La electrificación no se ha solventado. La inseguridad es mucha; no es sólo en la parroquia Rafael Urdaneta sino en el municipio en general”.

[Fuente: Prensa Juan Pablo Guanipa]

Contenido Relacionado

Related Topics