La delicada tardea de cuidar a enfermos terminales - Lea Noticias

La delicada tardea de cuidar a enfermos terminales

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España, ofertas de empleo y más ¡Es gratis!

Un enfermo terminal es aquella persona que, según scielo.cl, ha sido diagnosticada por un médico formal con una enfermedad o situación patológica grave, que es de carácter progresivo e irreversible, que no existe tratamiento para poder remediarla y que por tanto, la persona fallecerá en un breve periodo de tiempo.

image

Es lógico que nadie quiera pasar por una situación de éstas, pues resulta un trance doloroso para la familia e incómodo para el paciente. Lo más importante que se puede hacer en estos casos es tratar de disminuir el dolor que sienten ambas partes, unos en lo sentimental y otros en lo físico.

Hay quienes aseguran que lo mejor para una persona enferma que se encuentra en una situación irreversible, lo mejor será atenderlo en casa y no en un hospital, para que disfrute de su hogar y de sus seres queridos.

Es ahí donde los familiares deben echar a andar los llamados cuidados paliativos, que no sólo aliviarán a los enfermos del dolor, sino que también ayudarán a que la gente que le rodea entienda y asimile más pronto la situación.

¿Estás atravesando por una situación similar y no sabes qué hacer, ni como actuar? Los sitios microcaos.net, hipocrates.tripod.com y revista.consumer.es enlistaron una serie de cuidados que debemos tener con los enfermos terminales y en De10.mx te damos 10 de estos consejos.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España, ofertas de empleo y más

1. No mentirle al enfermo de su enfermedad. Hay ocasiones en que por ignorancia o simplemente porque ya no queremos saber más de ese mal que terminará arrebatándonos a un ser querido preferimos ignorar lo que sucede y pocas veces conocemos a la perfección la enfermedad y lo que conlleva.

Los expertos en el tema aseguran que aquellos enfermos que desde un principio conocían a la perfección aquello que les aqueja y cómo se irá desenvolviendo, tienden a morir más tranquilos, en paz y logran tener un mayor control de molestias y dolencias, en comparación a quienes se le ha mentido sobre su condición o no se le ha dicho toda la verdad.

2. Acompañarlo en todo momento. La persona enferma aliviará el dolor físico, la depresión y ansiedad si hay alguien que esté al pendiente de él, que le escuche y platique. Lo más importante es sentir empatía por aquel que está sufriendo, por lo tendremos que ajustar quizá algunas cuestiones para hacerle sentir bien. Mucho contacto físico es lo mejor, pues con el tacto podemos transmitir cientos de cosas, aminorar el temor y transmitir seguridad.

clip_image001

3. Mantener cuidados de higiene y de la piel. Una persona enferma que no pierde sus hábitos de higiene, como el baño y cambiar de ropa, entre otras cosas, aumentará su autoestima. Es normal que la gente que se encuentre en este estado pueda controlar sus esfínteres de manera adecuada, por lo que será necesario que la gente que esté a su alrededor tome con calma la situación y no demostrar algún tipo de asco, pues esto lastimará al enfermo.

Ayuda a bañar a quien esté bajo tus cuidados; proporciónale masajes suaves y sobretodo, tener mucho cuidado en las zonas que tienden a ulcerarse; hay que secarlas bien para evitar humedad, humectar constantemente para que así no surjan lesiones.

4. Una buena alimentación. Lo preferible en estos casos es que el paciente coma en pocas cantidades, de manera constante, lo que le guste y cuando quiera; no hay que obligarlos a comer y mucho menos diciéndoles que así mejorarán. Que la atmósfera de la comida sea un ambiente tranquilo, armónico y agradable.

clip_image002

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España, ofertas de empleo y más

5. Aliviar dolores. Según estudios, un enfermo le teme más al dolor que a la propia muerte, por lo que apoyado con las recomendaciones médicas, aplica los analgésicos y medicamentos necesarios para evitar que la persona sienta malestares.

6. Que el paciente decida a qué métodos se someterá. No podemos tomar decisiones solos, lo mejor es tomar en cuenta la opinión del paciente para que sea él quien de el visto bueno de si se le practica o no un tratamiento terapéutico diferente y si acepta a llevar un nuevo proceso.

clip_image003

7. Acudir con expertos. Para dar la mejor atención será necesario que los familiares se acerquen a los expertos y médicos, quienes les darán consejos para hacer su labor lo mejor posible y que todo fluya con normalidad.

8. No hablar con el enfermo de aquello que le aqueja. Tratemos de darle a ese enfermo ratos amenos y no de sufrimiento y dolor. Es común que el paciente quiera hablar de su padecimiento y de lo mal que se siente en todo momento, lo que hace que sus niveles de depresión aumenten. Lo mejor será que trates de cambiar el tema para que platiquen de algo más ameno.

clip_image004

9. Ingresar al paciente al hospital sólo cuando sea necesario. Si el enfermo atraviesa por una crisis que es difícil de resolver en casa, lo mejor será trasladarlo al hospital y que esté ahí sólo el tiempo que sea necesario.

10. El cuidador también debe atenderse. El vigilar a un paciente terminal resulta ser una actividad sumamente desgastante en todos los aspectos. Quien asume este compromiso, deberá aprender lo básico de la situación, así como a desarrollar adecuadamente las tareas que se necesitan. Para poder llevar a buen término sus funciones, es muy recomendable que se apoyen en expertos o asociaciones que atienden este tipo de contextos.

clip_image005

[Fuente]

Temas relacionados

Deje un comentario