"La economía del rebusque", por @jorgeramfer - LeaNoticias.com

“La economía del rebusque”, por @jorgeramfer

Jorge Ramírez Fernández @jorgeramferCreo que pocos venezolanos han sentido tantas objeciones por el accionar de la figura histórica de Rafael caldera como yo. En su segundo gobierno se cometieron excesivas torpezas que le sirvieron en bandeja de plata al demagogo más descarado y aborrecible que recuerden los anales de nuestra historia el control del poder. Aun a pesar de que durante ese segundo gobierno del Dr. Caldera los precios del petróleo se desplomaron al increíble nivel de hasta 7 dólares por barril jamás se vio en los estantes de abastos y supermercados espacios vacíos o escasez de productos. No recuerdo desesperación de la gente por encontrar alimentos, medicinas o repuestos. Por el contrario la abundancia de marcas era una característica inolvidable de esa época. Lo lamentable era que la gente sentía un vacío y una falta de esperanzas debidas en parte a la bestial campaña de propaganda negra que contra la democracia y sus líderes fundamentales se realizó desde diferentes trincheras comunicacionales que le sirvieron de tontos útiles al aborrecible demagogo.

Esa campaña tuvo éxito, toda vez que quienes debían enfrentarla no lo hicieron, y en 1999 un descastado militar  golpista con aires de encantador de serpientes se encumbró en la cima del poder absoluto haciendo salivar hasta el éxtasis las bocas sedientas de ambición de los difamadores de la democracia, muchos de los cuales terminaron siendo víctimas de quien pensaron sería su benefactor incondicional. El resultado está a la vista 15 años después. La marginalización de la Tierra de Gracia, un territorio que posee todos los recursos a los que puede aspirar el poblador más ambicioso. Y sin embargo, lo que resalta es el cretinismo de sus gobernantes y la torpeza de los electores a la hora de escoger sus líderes. Al venezolano le hace falta crecer mucho en materia de ciudadanía, de respeto por sí mismos y por su país. No podemos seguir eligiendo gente tapa amarilla, mediocre y cretina. Debemos aprender a votar con acierto. Votar por los mejores, no por el candidato del partido o por el más bonito, como se ha hecho moda últimamente, donde la banalidad y la estupidez han contagiado la política.

El hecho de que en la Venezuela de hoy abunde la miseria, la marginalidad, la desesperanza, el desabastecimiento, la indignidad de tener que hacer colas para todo, hasta para echar gasolina en el “país con las mayores reservas petroleras en el mundo” es la señal de lo dañino que nos han resultado la caterva de delincuentes que ejercen el poder. Que se haya institucionalizado una especie de canibalismo económico, que no funcionen ninguna de las instituciones, que todo desde la policía hasta el Tribunal Supremo esté corrompido y que no exista justicia en el país. Que los enfermos deban encomendarse a Dios porque no hay hospitales bien dotados y que hasta las clínicas privadas estén colapsadas por el acoso de un gobierno superinepto y superincapaz. Que la gente viva acumulando alimentos, medicinas y repuestos por el miedo a no tenerlos cuando los necesite y que muchos vean en la reventa especulativa de productos una oportunidad es lo que nos han dejado como legado 15 años de la delincuencia en el poder: Una economía del rebusque.

Por Jorge Ramírez Fernández

Contenido Relacionado

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más