La esposa del español muerto en París: “Juan Alberto me intentó proteger”

Ángeles Reina aclara que la policía le obligó a dejar a su marido en el suelo para que los servicios de emergencia pudieran intervenir

juan-alberto-gonzalez-garrido-efe

Madrid (Redacción / Agencias).- “Me intentó proteger, estoy segura”. Con estas palabras se ha expresado este lunes mediante un comunicado Ángela Reina, la esposa de Juan Alberto González Garrido, el único español que ha muerto en los atentados de París en el ataque en la sala Bataclan. Reina relata en el texto remitido a los medios cómo vivió la masacre y aclara que en ningún momento abandonó a su marido.

Los dos españoles seguían el concierto más o menos en el centro de la sala y entonces escucharon los disparos. Rápidamente se tiraron al suelo e instintivamente se taparon la cabeza. “En ese momento no sabía dónde estaba él pero estoy segura de que él sí sabía dónde estaba yo porque movió sus piernas para que mi cabeza quedara debajo de él. Me intentó proteger, estoy segura”, afirma. Poco tiempo después, Juan Alberto se incorporó un poco y tocó a su mujer, aunque parecía mareado. Dijo algunas palabras que Ángela no pudo entender, quizá su nombre.

“Intenté sujetarlo entre mis brazos, vi que había sangre y creo que empecé a gritar, eso no lo recuerdo bien”, asegura Ángela Reina, que relata que en ese momento volvieron los disparos, por lo que se tiraron otra vez al suelo y se quedó tumbada sobre su pecho. Algunas personas se levantaron e intentaron huir, pero Juan Alberto ya no podía moverse, por lo que su mujer permaneció junto a él hasta que le ordenaron que saliera.

“Me quedé con él hasta que llegó la Policía y dijeron que teníamos que salir, cuando les dije que mi marido no se podía mover, que no me contestaba, me dijeron otra vez que me tenía que ir fuera, que si no salíamos los servicios de emergencia no podían intervenir”, insiste Ángela, que ha querido dejar claro que en ningún momento quiso separarse de su marido.

Poco después, la llevaron a la calle y ya no la dejaron volver junto a él.
“Una chica, Claire, se llamaba, me dijo que me tranquilizara, que ya le habrían metido en la ambulancia y que le estarían curando y me ayudó a lavarme”, lamenta.

Por tanto, informaciones como que ella estaba en el baño, que “salió huyendo” de la tragedia o que le perdió de vista son “inciertas”, han asegurado a Efe allegados de Ángela Reina.

Contenido Relacionado