"La verdadera reconciliación comienza dentro de uno mismo" por @EnriqueVasquez - LeaNoticias.com

“La verdadera reconciliación comienza dentro de uno mismo” por @EnriqueVasquez

Este artículo lo escribo el viernes 10 de febrero. Aún faltan dos días para las primarias de la MUD que nos permitirán elegir el candidato que enfrentará a Hugo Chávez el 7 de octubre, y arrancar con el cambio que tanto necesita el país en este momento.

Sin embargo, muchas veces, cuando hablamos de cambio, reconciliación, unión, paz; pareciera que lo decimos de forma genérica, sin tomar conciencia realmente de lo que esas palabras significan. Creemos que, al perder Chávez, todos cambiaremos y se acabarán los problemas, rencillas y odios entre venezolanos. Cosa más lejana de la realidad imposible.

Voy a apartar este artículo de la política para centrarme en lo que somos cada uno de nosotros como individuo independiente y pensante, como persona que tiene necesidades, deseos, anhelos, sueños y esperanzas pero que, además de eso, interactúa con otros y tiene que convivir en la sociedad con todo lo que eso significa: personas que tienen el mismo punto de vista que tu, otros que piensan distinto, aquellos que te caen bien, los que amas, los que te caen mal y los que odias.

Justamente en los dos últimos puntos quiero enfocarme. Por mi forma de ser me he ganado muchos enemigos a lo largo de mi vida. Tengo lo que podría llamarse una “cualidad innata” para caerle mal a la gente y es que, desde que tengo uso de razón, me he ganado enemigos “de gratis”.

Esta situación ya no me afecta aunque sí lo hizo, y mucho, en mi adolescencia; pero actualmente me da igual. Quien me aprecia lo hace porque valora mi autenticidad y humor negro. Si alguien no es capaz de tolerar o manejar eso, pues, lo siento mucho.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

El punto es que muchas personas llaman a la tolerancia y la inclusión pero suele ser de la boca para afuera. Mientras por un lado promulgan esos valores tan necesarios en la actualidad, por el otro le hacen la guerra a aquellas personas que piensan distinto o que simplemente no son “santos de su devoción”.

Tengo mis ideas y convicciones bien claras y definidas. Sé lo que quiero, lo que busco y cuáles son mis objetivos en la vida; por eso suelo practicar muy a menudo la empatía, y me pongo en el lugar de los demás para tratar de entenderles y comprenderles. Aunque alguien me caiga mal lo tolero, justifico sus acciones y comprendo que, desde su punto de vista, son las correctas. Incluso si esa persona hace algo que me perjudica, busco creer que lo hace sin intención sino buscando su beneficio personal (cosa totalmente lógica).

Hoy, en estos momentos en que todos los venezolanos estamos sembrando para cosechar el 7 de octubre una victoria de la democracia e iniciar la construcción de un nuevo país; les pido a todos que comencemos a ser tolerantes de verdad, que dejemos las rencillas y los odios atrás, que nos reconciliemos, pero en serio, que comencemos a tenderle la mano a aquellos con los que estamos enemistados, porque la mayoría de las veces, esas personas tienen una forma diferente de ver las cosas aunque los objetivos sean similares.

No más guerra entre venezolanos, en nosotros está comenzar el cambio que necesita el país.

Enrique Vásquez
Twitter: @EnriqueVasquez

Contenido Relacionado