Lindsay Lohan se sinceró con Oprah Winfrey sobre su adicción a las drogas - LeaNoticias.com

Lindsay Lohan se sinceró con Oprah Winfrey sobre su adicción a las drogas

El Búho analizó el caso de la ex actriz de Disney, quien se presentó en el programa de Oprah Winfrey y confesó su adicción a las drogas.

lindsay lohan

Este Búho ya no se sorprende con la célebre entrevistadora Oprah Winfrey. Por su set han pasado los más grandes personajes y se han desnudado ante las preguntas de la morocha. Ella sabe llegar hasta a lo más íntimo de las celebridades que terminan confesando sus secretos jamás revelados. Es el personaje más poderoso de la televisión norteamericana.

Millones de televidentes paralizan lo que están haciendo ante uno de sus programas.Recuerdo que Peggy, la esposa de Al Bundy (Ed O’Neill), en la entrañable comedia “Matrimonio con hijos”, era fanática del programa de Oprah y dejaba a su marido sin cenar por estar frente a la televisión mirando a la gran comunicadora.

Esta vez tuvo en su set a la “terrible” Lindsay Lohan, quien confesó que vive presa de sus adicciones. “Soy adicta al alcohol. Pero consumo cocaína para tomar más licor. Mentí al decir que solo probé cocaína tres veces en mi vida. La habré probado diez o quince veces”, reveló ante el asombro del público. Todos vieron a otra Lindsay. Más humana. Pero debo decir que uno de los grandes problemas de las estrellas de Hollywood es creer, de verdad, que no son humanos. Que son seres iguales a los de sus papeles en las películas. Nunca mueren, siempre se salen con la suya y acaban con un final feliz. La chica Disney se acostumbró a comportarse como una diva engreída y malcriada, como en los sets de filmación, donde no manda la ley, sino el ego de los artistas. Su problema empezó cuando salió al llamado “mundo real”, es decir, a las ciudades donde hay leyes y existen policías que vigilan que se cumplan.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Lindsay Lohan, desde hace varios años, se burlaba de una condena por manejar ebria y drogada por las pistas de Los Ángeles. En tres oportunidades, nuevamente, la volvieron a encontrar conduciendo en ese estado. La jueza le dio una última oportunidad: Le colocó un humillante brazalete en el tobillo para controlar si ingería alcohol. La muchacha no solo se mandó una tremenda borrachera el día de la entrega de los premios MTV, sino que faltó a sus clases sobre control del consumo de alcohol. Ella, confiada, acudió a la Corte pensando que todo no era sino una escena de alguna de sus películas. Pero la jueza no creyó en el guión de la actriz y la condenó a ¡¡tres meses de cárcel efectiva!! A la escandalosa actriz se le pasó la resaca en una y lloró de verdad en el hombro de su morocha abogada.

Con Oprah reconoció que tuvo muchas recaídas y que también es “adicta al caos”. Jura que ya no se droga y que solo toma vitaminas y espera viajar a Europa para seguir un curso de Yoga. La actriz, que encarnó a Elizabeth Taylor en “Liz y Dick”, también fue internada en clínicas para curarse su adicción al alcohol.

Hoy, la estrella asegura que está alejada de los escándalos. Su presentación en el programa de Oprah, seguramente, le servirá para limpiar su imagen. Admitió que culpaba a su familia por sus errores y adicciones. “Ya mis demonios se han ido. Amo a mi familia. Nada de lo que han hecho, lo hicieron con intención de hacerme daño. Son mis padres”. Desde que salió de rehabilitación, la acompaña un entrenador que la ayuda a mantenerse “limpia” de alcohol y drogas. La actriz tiene intensas sesiones de terapia, porque ella misma reconoce que “el alcohol era la puerta de entrada para otras cosas”. Si ella lo dice… Apago el televisor.

Fuente: trome.pe

Contenido Relacionado